31 diciembre 2018

Reseñas en las naves (4)

Y el repaso antes de acabar el año, más reseñas en 13 millones de naves, las de la segunda mitad del año:
Y también hemos reseñado de nuevo el De tripas y corazón de Pozla en el número 9 de Tebeosfera, dedicado monográficamente a la medicina y el cómic, coordinado por Blanca Mayor:

"De tripas y corazón, el dolor hecho viñetas", en Revista Tebeosfera. Tercera Época, 9, Sevilla. Disponible en línea el 19/XII/2018

Las anteriores listas de reseñas: 1, 2 y 3. Y el año que viene pues a seguir leyendo tebeos.

30 diciembre 2018

Puckoon

Puckoon de Spike Milligan. Todo un clásico del humor británico, una novela corta llena de chistes, situaciones inverosímiles, juegos de palabras, roturas de la cuarta pared. Todo siguiendo los peculiares personajes que pueblan Puckoon, un pequeño pueblo irlandés donde de un día para el otro colocan la frontera del Ulster, partiendo el cementerio y la iglesia en dos. Lleno de diálogos en dialecto, juegos de palabras, la lectura no es sencilla, pero ha conseguido hacerme reír en varios pasajes. Así es que tiene completamente mis dieses, vale la pena el esfuerzo con el inglés, que además es corta. Y sí no, está recientemente traducida.

29 diciembre 2018

Cuaderno de Mánchester

Cuaderno de Mánchester de Luis Martín y Pol Ballús. Una crónica del paso de Pep Guardiola por el Manchester City, y sobretodo de como ganó la liga en su segundo año al mando del club, batiendo todos los records de la Premier. La trayectoria de Guardiola como entrenador es imbatible, y seguir sus pasos nos pone tremendamente nostálgicos. Ay, si el Barça hubiese sido un club capaz de haberlo convertido en el Fergusson catalán. No pudo ser y seguir su evolución es interesante, verlo rodeado de amigos y de jugadores excelentes que le seguirían a donde fuese. Como funciona todo como un reloj, y como se monta la estructura de un club como el City, que ya da beneficios. Muy curioso y entretenido, se lee en un suspiro porque está escrito de forma sencilla, como crónica deportiva, pero centrándose en las personas que rodean a toda la estructura. No es como el seguimiento y análisis de Perarnau, pero aporta otra visión, y detalles de su entorno que siempre es curioso.

28 diciembre 2018

Algunos tebeos del '18

Se acaba otro año de este siglo tan entretenido, y como es costumbre en este blog, ya son diez años, vamos con las listas de tebeos destacados. Como siempre se basan en mis lecturas, que este año han sido algo más de 220 tebeos. Son unos cuantos pero dada la producción editorial no es ni un 10% de lo que sale cada año. Por tanto y como de costumbre no intenta ser un retrato de lo que hay, es más, de ser un retrato lo es exclusivamente de lo que me llama la atención como lector, y eso es particular por definición.

Es decir, que el criterio y la forma es lo de siempre. Y podemos repetir lo de cada año. De hecho la situación del mercado sigue los mismos esquemas que los últimos años. Se edita mucho, y dada la competencia, en general el nivel de calidad medio es alto, a la fuerza si se quiere competir en un mercado tan saturado. Ya no es que los lectores se puedan centrar en un nicho de tebeos, es que ahora, aunque uno tenga un gusto muy concreto, se le hará difícil seguir toda la producción. Eso hace que la competencia por captar al lector sea dura, y si un tebeo no tiene una calidad alta se vaya a comer los mocos. Y aún así. En los últimos años hemos visto muchas primeras obras de autores con una calidad impresionante, incluso ganar el premio nacional, pero que no hallan continuidad, porque a ese nivel de exigencia, pero con el nivel de ventas que hay, lo de los tebeos no sale a cuenta y para ganarse las habichuelas hay que dedicarse a otra cosa, como la ilustración. Y unos pocos lo van combinando con los tebeos. Y unos menos han conseguido consagrarse y pueden vivir de hacer tebeos, en el extranjero más habitualmente, unos menos aquí. Y luego está Paco Roca. Una situación que no es muy diferente en distintos campos creativos.

En fin, que es lo que viendo siendo lo de los tebeos este siglo. Así que en las listas en general se ven dos o tres tebeos comunes en todas, y luego mucha variedad, en función de gustos e intereses. Y eso va ser lo que va a salir aquí, como siempre, los tebeos que me han gustado a mí.  Y por tanto no es extraño que sean de autores que ya han estado en mis selecciones.

Como cada año, lista numerada pero sin clasificación. 10 títulos nacionales, tal como entiendo yo que sea un título nacional.  Otro 10 de procedencia europea, 5 para los que vienen de los Estados Unidos o del resto del mundo, a excepción del manga, que tiene sus otros 5 seleccionados. Ninguna novedad.

# Nacional

Vamos con las obras que en su autoría y producción influye directamente el hecho de ser hechas aquí. O algo así, vamos que si vives aquí y por primera vez te edita una obra una editorial de aquí en un idioma de aquí es nacional. Y si eres de aquí y haces el tebeo aquí, pensado aquí, siendo una obra personal, pero te buscas la vida para que te editen fuera, es nacional. Y de tebeos nacionales la producción es más que destacable, seleccionar unos pocos se hace difícil, pero vamos a ello:

  1. ¡Cuídado que te asesinas! de Lorenzo Montatore. Minimalismo pop, lleno de colores vivos y referencias a los clásicos del cómic aquí. Para contar una salida nocturna llena de drogas y peligros en un tebeo con muchas capas de lectura.
  2. ¡Universo! y el Show de Albert Monteys de Albert Monteys. Buena cosecha de tebeos de Albert Monteys, que está en un momento creativo excelente. Hemos tenido los recopilatorios de sus historias autobiográficas aparecidas en Orgullo y Satisfacción. Y el recopilatorio de esa genialidad que es ¡Universo!, ciencia ficción llena de sentido de la maravilla.
  3. Nieve en los bolsillos de Kim. El estilo de siempre de Kim para contar su experiencia como emigrante en la Alemania de los 60 y de paso hacer un retrato de toda esa generación que tuvo que buscarse la vida lejos de una España más que gris.
  4. Los puentes de Moscú de Alfonso Zapico: A partir de la conversación entre Fermín Muguruza y Eduardo Madina, Zapico traza con su ágil estilo un retrato de su pasado que pone en contexto el conflicto vasco y los puentes de diálogo que se han de construir para asegurar un futuro en paz.
  5. Picasso en la Guerra Civil de Daniel Torres. Todo un homenaje a los tebeos el que hace Torres en esta historia donde un dibujante español exiliado entra en contacto con Picasso para relatar sus posibles experiencias en la Guerra Civil. Tebeos dentro de tebeos, cambios de estilos y una planificación milimétrica.
  6. Rey Carbón de Max. Minimalismo extremo, referencias clásicas para trazar un hilo de historieta que reivindica los tebeos, que bebe de muchas fuentes que Max destila hasta la pura esencia de un hilo narrativo que puede que no tenga ni origen ni final.
  7. Poulou y el resto de mi familia de Camille Vannier. Con su personal estilo de ilustración y con unos textos que van rodeando los dibujos Vannier relata la vida de su familia, centrándose en su abuelo, hombre de negocias, que estuvo en lo más alto y lo más bajo. Y así refleja toda una clase social y una época en Francia.
  8. Pulse enter para continuar de Ana Galvañ. Ejemplo del cómic más de vanguardia, con recursos y colores fuera de lo común, dando forma a una serie de historias de ciencia ficción de futuro cercano para reflexionar sobre la sociedad actual. Una virguería.
  9. Siete sitios sin ti de Juan Berrio. La delicadeza y el ingenio de Berrio en una historieta en la que ha estado trabajando durante tiempo, según él su primera historia larga triste, al relatar una ruptura. Aunque Berrio es Berrio, y el vitalismo y el optimismo de recuperar la vida no pueden evitar filtrarse en sus páginas. Berrio ha estado muy activo este año, con muchos libros ilustrados, entre ellos cabe destacar también En Construcción, un libro que con mucho rigor explica paso a paso la construcción de un edificio, y hay mucho de tebeo en sus ilustraciones.
  10. Troll Corporation y Divas de diván de Carmen y Laura Pacheco. Dos recopilatorios del humor que despliegan las hermanas Pacheco, el primero con sus historietas en Orgullo y Satisfacción, donde contaban con humor las maldades del neoliberalismo empresarial aplicado a internet. El segundo son sus clásicas divas, y su glamour llevado al extremo de la carcajada.
Y son 10 que son 12, que la lista es mía y me la... Y podría haberla hecho el doble de larga, porque la cantidad de producción autóctona de calidad es apabullante. Sin problemas se pueden añadir, la historia de mafiosos en colores básicos del Método Gemini de Magius. Fellini en Roma de Tyto Alba, con un retrato del director italiano en preciosas acuarelas. La denuncia del trato a las víctimas del accidente de metro en Valencia de El día 3 de Cristina Durán, Miguel A. Giner y Laura Ballester. El viaje casi cubista de Budapest de Chema Peral. El optimismo vital ante las consecuencias sociales de la crisis en La furgo de Ramón Pardina y Martín Tognola. La reconstrucción personal pasados los 30 de Desastre de Mamen Moreu. O ese homenaje a los tebeos que es el metacómic Máculas de Jordi Pastor y Danide. Esa preciosidad de línea clara llena de clasicismo y pop que es el Black Holes de Borja González. O las aventuras multitemporales de esa filigrana que está tejiendo Luis Durán en Orlando y el juego. Otra pieza de la trilogía negra de Antonio Altarriba y Keko, con Yo, loco y su golpe a la industria farmacéutica. El entretenido thriller con escenario histórico de Los enciclopedistas de José A. Pérez Ledo y Alex Orbe. O la vanguardia más colorista del Cenit de Maria Medem. Y como no, la nueva aventura del imbatible e indispensable Paco Roca, que junto a Guillermo Corral presentan El tesoro del Cisne Negro. Y así puedes estar rato y rato sacando obras de aquí que dejan muy buen sabor de boca

# Europeo


  1. Röhner de Max Baitinger. Líneas geométricas como en unas instrucciones de Ikea, estilo frío de línea precisa para relatar con mucho humor la historia de un personaje obsesivo compulsivo y una visita inesperada. Humor germano.
  2. Martha y Alan de Emmanuel Guibert. Una pequeña anécdota de la vida de Alan Ingram Cope convertida en una delicada historia de primer amor, otra filigrana entre el cómic y la ilustración de Guibert.
  3. La abuela Meti de Aapo Rapi. Formato apaisado para unas tiras que no respetan un diagrama único, y con colores de rotuladores Carioca, Rapi relata anécdotas de su abuela Meti en la Finlandia rural, una delicia llena de humor nórdico.
  4. Andy. Una fábula real de Typex. Una superproducción en tebeo, más de 500 páginas para contar la vida personal de Andy Warhol, y de paso el reflejo de lo que fue la cultura en los Estados Unidos de la segunda mitad del siglo XX. Diez capítulos cada uno con un estilo gráfico adecuado a la época que relatan.
  5. El hombre garabateado de Serge Lehman y Frederik Peeters. Una historia negra con tintes fantásticos y protagonistas femeninas, que mantiene al lector enganchado y en la que el dibujo de Peeters no defrauda, como de costumbre.
  6. Los cuadernos de Esther. Historias de mis 12 años de Riad Satouf. Nuevas historias de Esther, que con 12 años tiene cada vez más conciencia de la política y el entorno de los adultos. Todo un retrato sociológico el que construye Satouf a partir de las anécdotas de Esther, que no baja el listón.
  7. Guantánamo Kid La historia verdadera de Mohammed El-Gorani de Alexandre Franc y Jérôme Tubiana. Duro testimonio de la vida de uno de los presos de Guantánamo, atrapado en un laberinto sin salida a penas con 15 años. El dibujo acompaña perfectamente este relato que presenta los hechos y deja al descubierto la parte más oscura de Occidente.
  8. Gus 4. Happy Clem de Christophe Blain. Nuevo capítulo de las aventuras de los bandidos del oeste de Blain, con sus familias, sus negocios y su necesidad de volver a la llamada de lo salvaje. Y el dibujo de Blain, que es una maravilla, siempre.
  9. El fruto prohibido de Liv Strömquist. Una revisión de la historia de la vagina desde un punto de vista feminista, muy divulgativo, con mucha información pero también reivindicación y humor de parte de esta autora sueca.
  10. El gato del rabino 6. No tendrás otro Dios aparte de mí de Joann Sfar. Un nuevo episodio de una de las series más populares de Sfar, nuevas aventuras del gato y sus dueños, siempre con reflexiones en torno a la religión, el amor y el sexo. Joann Sfar sigue siendo tan certero como de costumbre.

El mercado franco belga sigue siendo fuente de muchos tebeos interesantes, aunque quizás no haya esa gran obra novedosa que rompa. Por otro lado cada vez es más fácil ver tebeos de otras procedencias. Y siempre hay más cosas, como las aventuras de Spirou en La mujer leopardo de Schwartz y Yann, el cuento moderno de Belleza de Hubert y Kerascöet, la entrega final de la relación de USA y Oriente Medio en la tercer parte de Los mejores enemigos de Jean-Pierre Filiu y David B. El thriller violento del duro Tyler Cross 3. Miami de Nury y Brüno. Y de otros lados, esa historia que mezcla lo medieval y la psicodelia que es La danza de los muertos de Pierre Ferrero. La divulgación neurológica de los Sentidos de Matteo Farinella, la delicadeza de los detalles de estar enamorado de Philippa Rice en Soppy o la reivindicación de los derechos laborales de la polaca afincada en Suecia Daria Bogdanska en Esclavos del trabajo. Un continente con mucho tebeo bueno y variado, para todos los gustos.

# América

  1. Lo que más me gustan son los monstruos de Emil Ferris. Sin duda el tebeo del año, más que merecidamente premiado por cualquier lugar donde ha sido publicado. La historia de una niña aficionada a los monstruos en los años 60 de una Chicago llena de conflictos raciales, y con una vida de barrio nada sencilla. Pura maravilla.
  2. Berlin 3. Ciudad de luz de Jason Lutes. Tras más de 20 años la esperada conclusión del relato coral sobre el Berlin de los años 30 de Jason Lutes. Línea clara para poner en contexto el alce del fascismo en aquella época, que tiene una nueva lectura en estos tiempos.
  3. El príncipe y la modista de Jen Wang. Un cuento clásico para todas las edades adaptado a las nuevas realidades de este siglo: personajes femeninos empoderados, conflictos de género tratados con naturalidad, y final feliz. Todo con un estilo muy cuidado y con una historia que atrapa y funciona de maravilla.
  4. Groo. Amigos y enemigos de Sergio Aragonés. Somos fans de Aragonés, el dibujante que puede con todo, y este recopilatorio que es un repaso a todos los grandes secundarios de su serie no podría otra cosa que entusiasmarnos.
  5. Poochytown de Jim Woodring. Nueva entrega del siempre hipnótico universo sin palabras de Woodring, con las aventuras llenas de filigranas y surrealismo del gato y sus compañeros.

Y a pesar de mi falta de lecturas de superhéroes y demás cómic mainstream, no se puede con todo, hay que considerar que lo que viene del otro lado del Atlántico no deja de ser interesante, como la fantasia zen de La sociedad de los dragones de té de Katie O'Neill, o esa figura del underground que sigue la tradición del comic alternativo más noventera que es Noah Van Sciver, y su Saint Cole.

# Manga


  1. Atelier of Witch Hat de Kamome Shirahama. Un argumento de escuela de magia clásico, con tramas no muy complicadas, un dibujo precioso, y una sencillez que sin embargo funciona como un tiro y atrapa en la lectura. Un plato con ingredientes y receta clásica pero que da un tebeo muy fresco para todas las edades.
  2. El club del divorcio. Historia de una geisha. Una mujer de la era Shôwa (con Ikki Kajiwara) de Kazuo Kamimura. Las historias de Kamimura, con ese dibujo que da una nueva dimensión a la expresión de sus protagonistas femeninas, con una delicadeza por sus sentimientos y su resistencia, siempre expuestas al lado más amargo de la vida. Un clásico del manga indispensable.
  3. Nejishiki de Yoshiharu Tsuge. Otro de los clásicos más influyentes y menos populares, un nuevo tomo de Tsuge siempre es motivo de celebración. En esta ocasión con un Tsuge menos accesible, más onírico, con historias cortas llenas de violencia y sexo malsano.
  4. Obscenidad de Rokudenashiko. La artista que fue encarcelada por hacer modelos de su coño relata en este manga su experiencia con la justicia nipona con un dibujo sencillo y muy kawaii. Lo que más sorprende del libro es el retrato del funcionamiento de la ley en Japón.
  5. Ulna en su torreta de Izu Toru. Una guerra de la que no se conocen los motivos, un grupo de mujeres luchan en un ambiente extremo contra un enemigo deshumanizado. Fantástico manga antibélico con un giro en el último tomo aparecido que nos tiene intrigados.

Y de manga siguen saliendo muchas cosas, y uno nunca sabe si acierta en seguir las series que escoge, y la sensación de que alguna maravilla se está escapando por ahí. Pero cada vez podemos disfrutar de más clásicos que nunca como Kamimura y Tsuge, pero también del Kitaro de Shigeru Mizuki, o los Pescadores de la medianoche de Yoshihiro Tatsumi, el terror de La isla de las pesadillas de Hideshi Hino, y Mi vida sexual y otros relatos eróticos del rey del manga Shotaro Ishinomori. Y la obra póstuma de Jiro Taniguchi, El bosque del milenio. O manga más alternativo como Mi experiencia lesbiana con la soledad de Kabi Nagata. Y seguimos disfrutando como enanos con Golden Kamuy de Satoru Noda y One Punch-man de One y Yusuke Murata. Y que no nos falte un nuevo tomo de Yotsuba! de Kiyohiko Azuma para redondear el año.

Y así queda resumido otro año de cientos de lecturas tebeíles. Otro año bien surtido, y con calidad suficiente para que los tebeos sigan ganando peso en la cultura popular y puedan ampliar su espacio. Nosotros seguro seguiremos leyendo y hablando de tebeos el año que viene.

22 diciembre 2018

Otro fin de año, feliz 2019


Pues aquí estamos de nuevo en otro fin de año de este siglo tan entretenido. Y vamos para las dos décadas ya!

Pues nada, que como de costumbre, aquí estamos para simplemente desear a todos

FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO 2019

Todo lo mejor para todos, mucha salud, a disfrutar de las fiestas rodeados de la mejor compañía y buenos alimentos, muchos, que harán falta coger fuerzas.

No vaya a ser que haya que hacer que los que no deben pasar no pasen, sea con barricadas sea con votos (que asustan más).

Saludos y los mejores deseos

18 diciembre 2018

Coding freedom

Coding Freedom: The Ethics and Aesthetics of Hacking de E. Gabriella Coleman, es un estudio académico de antropología que sigue las comunidades hacker del código libre, en particular los desarrolladores del proyecto Debian a principios del siglo XXI. Y esto es lo que es. Analizando esa tribu se centra en ciertos aspectos, como la organización que tiene un proyecto como Debian, donde un sistema de meritocracia se impone a un sistema puramente democrático. Como esa cultura pone nuevas respuestas a paradigmas políticos, y presenta alternativas a temas como las restrictivas leyes de propiedad intelectual, como cogen la ley y la fuerzan para adaptarse a sus propósitos, creando así nuevos posicionamientos políticos. Estrictamente se quedan en problemas en torno al código libre, y se mantienen imparciales ante otros temas sociales o políticos. Y la importancia del humor en esa comunidad. Interesante para conocer ejemplos de comunidades y proyectos que no solo presentan alternativas a los planteamientos del capitalismo neoliberal, sino que se imponen a ellos en calidad y efectividad, demostrando que existen otras vías. Interesante el punto de vista de la antropología para acercarse a estos temas, una ciencia social que está entre la historia y la sociología, y que interpreta cuestiones económicas, políticas y sociales desde otra perspectiva. Así que si el tema es interesante, también es interesante ver como se interpreta desde la antropología. Un libro para curiosos.

19 noviembre 2018

Trespassing on Einstein's lawn

Trespassing on Einstein's lawn de Amanda Gefter. A Father, a Daughter, the Meaning of Nothing, and the Beginning of Everything. O como una obsesión familiar de más de 15 años marca la vida de la escritora y presenta un resumen de la situación actual de la cosmología y la física teórica de forma amena y muy divulgativa. Un libro de divulgación física sin ecuaciones pero tampoco concesiones a la hora de tratar los aspectos más duros de la física del extremo, la que trata de explicar todo el universo, uniendo física cuántica y gravedad. Todo a partir de un padre aficionado a la física que implica a su hija en la compresión del origen del universo, de lo que es la nada, y de como de la nada puede surgir todo. Una afición que Gefter transforma en su vida, y su profesión, siendo editora de una revista científica, con la que poder tener acceso a muchos de los físicos teóricos más innovadores de nuestros días. Y con ello ir siguiendo el camino en el que se encuentra la física teórica y su explicación del universo, una vez superada ya la teoría de las supercuerdas, y explicando paradojas como la creación de información en los límites de los horizontes de sucesos, llegando a sorprendentes conclusiones. Una auténtica gozada de libro para ponerse al día en esos aspectos de la ciencia, y saber que seguimos sin entender muchas cosas.