13 abril 2007

Lecturas entresemanasanteras

Es lo que tienen los viajes largos, te dan para leer...

El de la ida. Berlin Blues de Sven Regener. Este si que me ha gustado bastante, y uno lamenta no ser capaz (entoavía) de leerlo en su idioma original, en el que se titula Herr Lehmann. Básicamente cuenta la historia de un barman treintañero en el Berlín del Oeste justo antes de la caída del muro. Pero claro esta gente vivía sin mirar al muro, así que lo que de verdad importa es superar las resacas, superar las visitas inesperadas de los padres, los escarceos con las novias, las movidas con los amigos, lo que importa de verdad, vamos, mientras la historia esta aconteciendo por detrás, la vida de las personas pasa a otra velocidad. Y todo contado con un tono irónico genial. Si en el primer capítulo Herr Lehmann ya se tiene que enfrentar a un extraño perro de regreso del trabajo un viernes en el que no tenía que haber aceptado los chupitos de su jefe. Herr Lehmann se sienta en la acera mirando al perro que le impide el paso por su camino hasta que llega la policía, intenta llamarlos para que acudan a su ayuda, pero con la mala fortuna de tropezar y caer sobre el perro, a lo que acude la policía al rescate del perro atacado por Herr Lehmann que tiene que irse a casa amonestado por la policía...Bueno la cuestión es que en el libro esta mucho mejor explicado con más gracia, y es un libro totalmente recomendable, aunque soy consciente que además de bueno, cae justo en el momento apropiado de lectura, porque ese es un factor importante, un libro hay que leerlo en el momento adecuado, sino hasta la obra más maestra puede fallar. Por cierto, el escritor es el cantante de Element of Crime, (un ejemplo) de ahí sin duda que el toque canalla decadente del libro sea perfecto y existe película del libro, todo un éxito y bastante conocido por estas tierras...

El de la vuelta. Delicioso suicidio en grupo de Arto Paasilinna. El título puede parecer tétrico pero desde luego el libro es muy divertido, y al fin y al cabo el mensaje es positivo...Un poco en la temática del A Long Way Down de Nick Hornby, del que ya hablé. Pero en finlandés, con lo que el humor es más divertido por lo seco, básicamente un empresario arruinado decide suicidarse y para ello se dirige a un pajar el día después de San Juan, pero cuando llega se encuentra que el pajar esta siendo usado por un coronel en la reserva con la misma intención, así los dos esquivan la muerte y compartiendo alcohol se hacen amigos y deciden que de igual forma que ellos se han ayudado se puede ayudar a otros suicidas, de los que no sobran en Finlandia, así con un anuncio en un diario consiguen reunir a un gran grupo de ellos, y tras varias aventuras al final se convierten en un grupo numeroso en busca del barranco perfecto para suicidarse colectivamente con un autobús...Soy fan de este escritor, y aunque este es quizás el menos divertido de los tres libros que he podido leer de él, desde luego no me ha defraudado. Realmente divertido y recomendable.

Y antes de estas dos perlas, el pestiño de turno...espero tardar en encontrarme algo tan malo como Starter for ten de David Nicholls. Vaya petardo de libro, malo, malo, peor que un pecado. Es un libro palomitero, típica comedia de adolescentes de los sábados por la tarde en la tele, en principio ambientada en la Inglaterra de los 80, con lo que uno esperaba algún chiste referencial y algo de parodia de esas típicas pelis que nos hemos tragado que al menos salvase algo la lectura de algo tan plano. Pero nada de nada, los personajes tópicos, típicos y planos, en cuanto sale uno ya sabes directamente que le va a pasar durante todo el libro, y lo triste es que además aciertas al 100%. De referencias a los 80 nada, tristísimo, para el autor los 80 se reducen a comer barras de Mars y escuchar a Kate Bush, patético, las referencias al acné tontísimas. El argumento, también tonto, tonto, chico conoce chica pero no es la adecuada, la adecuada es la que pasa por casualidad, pero claro si solo pasan dos y una no es y tiene que acabar bien porque es una comedia, pues...la madre que lo parió. Y el truco para contar lo de siempre, los supuestos concursos universitarios de preguntas y respuestas...Nada, libro para la hoguera, si quieren reirse de los 80, de los concursos universitarios, y de los adolescentes de la época mejor se cojen la serie de els joves (Young Ones)...

6 comentarios:

anna dijo...

No tenia intenció de llegir el llibre del Nichols...però per si hi hagués la mínima intenció, doncs ja no...
A veure quan ens fa una tesis doctoral sobre el cinema alemany...i la música... i no parlem dels comics.... Ja ha vist "La vida de los otros"?

Ja està..referència a "The young ones " ...vostè s'entesta a deprimir-nos recordant-nos l'edat que tenim! Ai!

acolostico dijo...

La música, umm algún día...del cine alemán fundamentalmente puedo decir que es en Alemán, lo que de momento es un handicap...pero bueno la de los otros la tengo pendiente en el ordenador...y la del Lehmann también..

No es edad, es experiencia...y sabiduría...

anna dijo...

No es edad, es experiencia...y sabiduría...

Dit així...no sembla tan greu....ja!

Si...és el que té el cinema autòcton, acostuma a ser en idioma autòcton... I els alemanys parlen "raro"...és cert...

Cristina López dijo...

No es edad, es experiencia...y sabiduría...

No cuela :ppppp

Marta dijo...

No, si al final vas a hacer que me pique la curiosidad con los escritores nórdicos estos...

kike dijo...

A estas criticas habria que darles mas difusion.....!!!

si es lo que digo, aprecen de profesional!!!