09 diciembre 2008

Saturday evening fever

Así se pone el mercado de Navidad de Jena el sábado por la tarde. En cuanto deja de llover un rato, la gente entre compra y compra (aunque Jena no diría yo que es la capital del consumismo y el comercio...), no puede dejar de acercarse a la plaza del mercado a por el Glühwein y las Bratwursts. Llenito de gente cada día, hasta poco antes del día de noche buena. De momento voy evitando el vino caliente, que no es para mi. La cerveza local es mucho mejor.

Nunca pensé que asociaría cerveza y Navidad. Cosas de la globalización, supongo.

5 comentarios:

kike dijo...

Por priemra y unica vez voy a ser el priemro en comentar..
por que lo tengo que decir.. lo tengo que decir en serio

Odio el puto vino caliente.. lo siento, es insoportable..... para mis papilas y mis centros cerebrales del placer...

Seguro que tiene sentido y a mucha gente le mola, pero oficialmente.. odio el gluhwein.. tamos? :)

Anna dijo...

Odio el puto vino caliente.. lo siento, es insoportable.....

coll...,amb perdó, quin esperit nadalenc.. (m'encanta!, je..)

De momento voy evitando el vino caliente, que no es para mi.

Miri, jo acostumo a demanar glaçoneres pel vi negre pq aquí, país de vins, tenen la maleïda mania de portar-lo a temperatura de granja de pollastres...

Escalfar el vi hauria d'estar castigat per llei...


Nunca pensé que asociaría cerveza y Navidad. Cosas de la globalización, supongo.

Entre poc i massa, entre poc i massa..I el cava? Però què li han fet, sr. acolostico!!! ( L'hem perdut, l'hem perdut...aix...no sé si serà recuperable...)

Guille dijo...

Toy de acuerdo kike. Muerte al vino caliente y a los mercadillos de navidad en general! Hasta la coronilla de jueguecitos de madera, velas de colores, lámparas en forma de estrella, cerámicas varias y ABURRIDAS.
G. (hoy, de un humor estupendo...)

manu dijo...

La cerveza hay que asociarla con los 365 días del año, rediez.

Marta dijo...

Yo este año también sobrevivo de momento sin catar el gluhwein... y con la intención de seguir así