07 enero 2009

Algunos tebeos

Pocos libros leí el año pasado, y apenas algo más de doscientos tebeos, no son muchos, pero quizás demasiados para reseñarlos todos. Pero a petición de mis tres lectores vamos a hacer un poco de lista de los que más destacable me parece. Eso sí, sin orden, ni mucho concierto, que no soy muy dado a esas cosas de las listas de lo mejor del año y esas cosas, más que nada por no saber hacerlas...












De lo mejorcito del año, los tebeos del noruego Jason, me han transformado en un fan suyo, y han caído varios. Mi favorito 'Yo maté a Adolf Hitler', como en el tamaño d eun álbum cuenta una aventura de asesinos a sueldo, viajes en el tiempo e historias de amor. Y lo que es una constante de su trabajo, la mezcla de géneros de referencias, desde lo más intelcetual a lo más pulp, esde hacer que Hemingway y Picasso formen parte de una banda de ladrones en París en 'No me dejes nunca' hasta esa mezcal d emoqueteros y la guerra de los mundos de 'El último mosquetero'. Cine mudo de zombies en 'The Living and the dead' o historias d ela monia en 'Meow Baby'. Estilo que ya se veía en sus primeros trabajos recopilados en 'Pocket full of rain', por cierto, que gran título.

Jiro Taniguchi es otro que no falla, si ya comenté hace poco su época de Botchan, este año hemos acabado de disfrutar 'La cumbre de los Dioses', la epopeya de un solitario montañero por subir al Everest, y teniendo en cuenta que el tema de subir montañas no es lo mís, que una vez subí una y todavía no se por qué... En cambio leer este tebeo es una delicía, el detalle de Taniguchi con los paisajes, dada su afición a la escalada, es fantástica. Y la historia, con su intriga y su tensión engancha.

Guy Delisle relata en 'Crónicas birmanas' su estancia en ese país, donde fue acompañando a su mujer, miembro de Médicos sin Fronteras. Después del follón que hay por aquellos lares, solo noticia en verano, no esta mal ver otro punto de vista. Y sigue los pasos de sus experiencias laborales en Corea del Norte y China.





Jason Lutes sigue en 'Berlin. Ciudad de humo' su trilogía sobre el Berlín de la república de Weimar. Bien documentado, excelentemente narrado, traslada el ambiente de la época de una forma estúpenda. Comunismo contra fascismo, descontrol policial, años locos, y el crack del 29 de fondo, cambiando las cosas, y eso que me suena...





Manu Larcenet es otro autor que me gusta seguir, y su serie más reconocida 'Los combates cotidianos' llega a fin de un ciclo con el cuarto álbum. Aunque han salido más cosas de él durante el año, cosas con más humor, con esa mezcla con los temas sociales que se le da bastante bien. Sin olvidar su participación en la indespensable macrosaga de 'La mazmorra'.





Carlos Portela y Sergi Sanjulián hacen con 'La cuenta atrás' un gran reportaje sobre lo que son las consecuencias del desastre del Prestige y el chapapote. Gran comic ficción documental, y además con una estructura original. La verdad que lo de los tebeos esta viviendo ahora mismo una buena época.







Los hermanos Hernández son unos monstruos del cómic independiente americano. De Jaime Hernández este año ha salido 'La educación de Hopey Glass', magistral continuación de las aventuras de los personajes de 'Locas', tebeo en estado puro, y de Gilbert Hernández, su 'Chance in Hell', una obra que se aleja de la saga de Palomar que si sigue en 'Luba, tres hermanas', para relatar una historia dura, dura, sobre el destino de gente sin suerte. Y Mientrás, en América sale el tercer volumen de su 'Love and Rockets', el comic que los hermanos usan para dar salida a sus historias.

Jorge González ganó con 'Fueye' el primer premio de cómic de la Fnac y Sins Entido. Y su tebeo sobre imigración, de aquí allí y de allí aquí, y tango bien lo ha merecido.









Yasuo Ohtagaki hace con 'Moonlight mile' una gran serie sobre la carrera espacial por la colonización de la luna en el siglo XXI, sin olvidar los conflictos políticos entre potencias, ciencia ficción, política ficción, con grandes dosis de acción, como un buen manga sabe tener, muy entretenido.

Minetaro Mochizuki se suelta la melena en 'Mai Wai', y se dedica a contar lo que le gusta dibujar. Nada más y menos que una alocada historia de piratas, tesoros, tiburones gigantes y grandes misterios, con adolescentes de por medio. Un manga de puro entretenimiento.







David B. dibuja muy bonito y narra de forma espectacular. Además tiene un universo propio de lo más destacable. En 'El jardín armado' cuenta leyendas ambientadas en oriente y en el este europeo. 'La lectura de las Ruinas' y 'Por los caminos oscuros' se centrán en la primera guerra mundial y los años posteriores para contar curiosas aventuras. 'Epileptic' (La ascensión del gran mal en estos alres), cuenta la relación que tuvo con la enfermedad de su hermano, para muchos su mejor obra, peor yo me quedo con la fantasía de sus cuentos.

Lewis Trondheim es otra debilidad y otro genio de los comics. Uno de los creadores de la Mazmorra, cada comic que hace es interesante, y toca todos los palos. En este caso 'Desocupado' hace una reflexión sobre la creatividad y la edad, con comentarios de muchos otros autores a los que el pregunta sobre el tema.'El síndrome del prisionero' sigue con sus anécdotas cotidiáneas, recopiladas de su blog gráfico. 'Las aventuras sin Lapinot' hace reflexiones sobre los ordenadores y sus frikis. Me tiene ganado.  


Bruno es un descubrimiento de este año. Junto a Apollo hacen 'Biotopo' un entretenido space opera con toques de serie negra y mucho ecologismo, muy entretenido. En solitario en 'Nemo' hace una recreación de la aventura de este personaje de Verne, y su grafismo me ha atrapado.






El autor brasileño Leo también me sorprendió con 'Aldebarán', una space opera clásica, llena de aventura y cosas maravillosas en mundos lejanos, también con moraleja ecologista, peor muy bien llevado, y con un dibujo clásico. Espero la continuación ansioso. La verdad que últimamente es el comic el que salva mi relación con la ciencia ficción. Aunque estoy seguro que alguna novela se me anda escapando.




Nick Abadzis, hace con'Laika' una muestra que el comic lo puede todo. Se inventa bien documentada la historia de la perrita que fue el primer ser vivo enviado al espacio por el hombre. Y la historia se centra en el perro, y las personas que tuvieron contacto con él. Muy entretenido, sobretodo para los que la carrera espacial nos tiene 'encuriosits'.







Kiyohiko Azuma nos tiene enamorados a 'Yotsuba', las historias de esta pequeña niña que cada día descubre algo nuevo en el mundo, con ingenuidad innata y gran sentido del humor. Un manga para sonreir y reir recuperando la inocencia. Una delicia.







El clásico de Bonvi, 'Sturmtruppen' la tira cómica antibélica con más mala baba y sentido del humor de la historia, un gran clásico que my lentamente van recuperando en estos lares. Las esperas se hacen larga para esta obra genial.







Rabaté cuenta en 'Río abajo' como nunca es tarde para encontrar el amor, bueno, o no el amor, pero para seguir activo en ciertas actividades, una gran aventura de la tercwera edad con gran sensibilidad. Gran contrapunto a 'Arrugas' de Paco Roca, el ganador del premio nacional de comic de este año.






Frederik Peeters narra en 'RG' las historias de Pierre Dragon, un policia del servicio secreto francés. Realismo y antiglamour en historias policiales. Una gran serie que parece no tendrá continuidad por las desavenencias entre los autores. Lástima, nos quedaremos con el resto de obras de Peeters, otro autor a seguir, por cierto.






El italiano Vitorio Giardino finaliza '¡No pasarán!', la aventura de Max Friedmann en la Guerra Civil española. Gran tebeo del maestro de la línea clara y el detalle, una delicia ver su visión de la Barcelona de la época y las bellas mujeres que siempre acompañan las aventuras de Max.






Cosey es un gran maestro, y en 'Viaje a Italia' tenemos otra muestra de su dominio, línea muy limpia, gran narrador, con historias que nos transportan a sus paisajes, y que además están bien hilvanadas. Un gusto.







Christophe Blain ha dejado un poco abandonada su serie 'Isaac el Pirata', pero se lo perdonamos porque con 'Gus' sigue demostrando lo grande que es, con estas historias sobre bandidos del oeste, sus historias de amor, y sus desventuras con las mujeres. Genialidad en el comic, esos colores, y ese dibujo.





Emmanel Guibert es un virtuoso, y el tercer tomo de 'La guerra de Alan' es otro ejemplo, como ilustra las memorias de este soldado norteaméricano en la europa de la segunda guerra mundial, en este caso los años de posguerra. Gran cómic.






Joann Sfar es otro genio, otro de los creadores de la Mazmorra, y infinidad de otros tebeos, tiene una producción increible, y de una calidad muy alta. Este es el tercer tomo de las aventuras de la banda de músicos judíos ahora en Odessa, ciudad abierta antes de las guerras. Una delicia sus aventuras y sus acuarelas, que colores. La temática personal, hablando sobre la cultura judía en Europa.




Y con esto un pequeño resumen tebeístico del año pasado, ha habido algunas lecturas interesantes más, pero con estas ya tienen suficiente como muestra. Veremos este año que vamos leyendo y que nos vamos perdiendo...

5 comentarios:

Marta dijo...

Pues yo sin hacer lista, con solo girar la cabeza, los míos del 2008: Watchmen, Maus y V for Vendetta. Bueno, y un par de mortadelos en alemán...

Anna dijo...

Per fi!

y apenas algo más de doscientos tebeos
Aquets comentari fa mal...

Jo no compto pq em deprimeixo (tot i que els còmics ajuden a apujar els meus patètis índexs de lectura)

Almenys em sona algun dels noms que posa...

los míos del 2008: Watchmen, Maus y V for Vendetta

Vas forta, Marta... Et falta el "Jimmy Corrigan" a la llista......
Jo m'estic rellegint "Watchem" per estar preparada per quan la peli...

manu dijo...

Gracias por ilustrar a este pobre ignorante del mundo del cómic (entre otras cosas, por supuesto) :)

Guille dijo...

omg!
Voy por la mitad y la otra mitad para luego...estupendo, pero, entre las cervezas, los hidrantes, la música...de DÓNDE C*RAJO sacas el tiempo?

Saludos desde la nieve.

kike dijo...

Me lo apunto..este post me lo apunto y me lo guardo...


Este hay que tenerlo guardado.. para cuando pique el gusanillo...