02 febrero 2010

Lübeck

Nos acercamos también a pasear por Lübeck, bueno, por su centro histórico que es patrimonio de la Unesco, que no estaba muy lejos de Hamburgo, y que no era muy grande para las pocas horas de luz que hay y el tiempo que hacía.

Porque las condiciones eran tales, que la gente tenía que empujar al autobús si quería que este fuera algún lado. Que nevadita estaba toda la ciudad.

Holsentor, la puerta de la ciudad medieval que queda, con su gótico de ladrillo.

La iglesia de Santa Maria, posiblemente.

Y el ayuntamiento.

Que tiene una curiosa figura con las teticas al aire, con el fío que hacía, ay, pobrecica...

La parte de atrás de la Marienkirche.

Y otra iglesia de esas de ladrillo gótico.

Y una de las calles del centro, nevado, todo nevado, los coches patinando, un ambiente que da para pasear poco, pero si para tirarse unas bolas de nieve.

Finalmente nos acercamos hasta Travemünde, una pequeño pueblo costero, de donde salen cantidad de líneas a los puertos escandinavos. Una ciudad que en verano debe estar llena de turistas, peor que diferente pensar en una playa, toda cubierta de nieve, y con el agua helada, prácticamente de forma literal. Pero como en nada además se hace de noche, poco más se podía hacer en la excursión, aunque ya hemos visto un poco el mar del norte.

5 comentarios:

Marta dijo...

Definitivamente hay cosas del invierno centroeuropeo que no se hechan de menos.... brrrrrrrrr!

el bandero dijo...

Vaya tela con la figurita del ayuntamiento. Que liberales estos alemanes.

Anna dijo...

De souvenir, com a mínim ha portat una calipandria, no?

Però quin fred... Però si ja en fa aquí! Pq anar a buscar-ne més?

Vaig a posar-me un altre jersei..... brrrr...

kike dijo...

y que calentito se esta en la calle.. por dios...

Pero e bonito.. frio pero bonito.

manu dijo...

Demasiada nieve para mi gusto. Me temo que soy demasiado mediterráneo.