19 septiembre 2006

Sigan atentos a sus receptores

Bien, pues a partir de hoy ya soy oficialmente un habitante de Jena...y en eso estamos...de momento adaptandonos poco a poco a la nueva vida. Desde ayer ya tengo tele en el zulo, un gran que, con cable, treinta canales, todos en aleman...pero aunque no se entienda nada de nada, que gran cambio supone eso en la vida de uno...poder dormirse viendo futbol en raro es impagable (aunque se pague el alquiler de la tele cada mes...) Lamentablemente lo que no tengo de momento es conexión en casa, así que lo de actualizar amenudo el blog se hace un poco dificil, y las cosillas que tengo para enseñar tendrán que ir esperando un poco...

Pero ustedes permanezcan atentos a su receptores, perdonen las molestias, y no olviden de enviar sus comentarios y mensajes, que ahora más que nunca son de agradecer...

Seguimos en las trincheras...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades caballero... Impresionante lo que puede hacer una tele en la vida de uno. Para que luego la llamen la caja tonta.

Cuando te canses de ver la tele, que sepas que puedes pasarte por berlin cuando te de la gana para charlar un poco el idioma del imperio. Asi que si un fin de semana estas agobiado pa Berlin. Como sabes nos encantaria que hicieras de canguro de Lenni...

Sergien

Anónimo dijo...

Mmmm, eso del raro me suena... no sé a quien se lo habré oído antes... ;)

Otro que son 30 canales y darles la vuelta un par de veces porque ni con tantos dan nada... pero lo que entretiene solo per que hacen en cada uno!

Santi dijo...

Algunos esperabamos en candeletas noticias suyas, muy estimado caballero! Dicen que la inmersión lingüística es la mejor forma de aprender un idiona. Animo! Que seguro que en... ¿cuatro dias? ya tienes la lengua germánica controlada!

¿Te has llevado el portátil? Si la respuesta es si, la mula provee :)

Salut!

Roque dijo...

Ep..

mmhhh...faulensen

Posh Spicy dijo...

Me alegro de que des señales de vida...
Las pocas veces que he tenido el gusto de ver una tele en idioma incomprensible (tuve un progenitor que ponía documentales en alemán y él no lo era, obviamente lo entendía pero sólo él en toda la casa)opté por dormirme...Claro que la necesidad obliga¡