13 junio 2007

Ikeando (y parte tres)

Todo cargado, y acarreando los carros como buenamente se puede, (y debo dar gracias de la compañía que ayudo y que hizo que todo fuese más entretenido, sencillo y agradable) llegas a la caja, y ale, descarga todo lo que has puesto en el carro para que pase por la caja, y luego de nuevo al carro...carga y descarga de una inutilidad tal...al menos las pedazo de cajas de los muebles no las tienes que bajar, pueden bajar con el lector de barras y leerlo. Y digo yo, no podrían con lo otro hacer algo parecido...Bueno cuando todo esta pagado, y tienes una sonrisa por haber conseguido sobrevivir a parte del proceso de ikeado, sin haberte pasado del presupuesto que te habías marcado antes de entrar, y teniendo las cosas que querías, toca el transporte. Sonrisa, todo hay que decirlo, tonta donde las haya porque al fin y al cabo te has dejado una pasta larga, pero como vivimos en una sociedad consumista, la felicidad en parte se trata de eso, de poder dejarse la pasta tranquilamente.

Para el transporte afortunadamente me llevaron en coche, lo que quiere decir que muchas de las cositas se pudieron transportar ese mismo día, apilándolas por todos lados, y es que los coches que salen de Ikea son todo un espectáculo en si mismos...Pero no todo cabía, así que parte ha de ser transportada por el servicio de transporte externo a Ikea, que cuesta un 15% del valor de lo transportado, pues bueno que remedio si vives al quinto carajo de donde esta Ikea. La verdad es que el servicio de transporte no esta mal, sigue entrando dentro del presupuesto previsto, y ya tenías claro que era necesario... Y no esta mal montado del todo, así que te dicen que día te lo pueden llevar, tu les dices tal día, y después en una web puedes comprobar el día antes que horario de entrega más o menos tienes. Para que justo el día antes puedas planear el quedarte esperando.

Y el día esperado, pues recibes una llamada a eso de las siete, en raro, brabrabrabrabrabra uhr...comorl, querl, jarl...con las legañas pegadas y si n entender un carajo, ein , in inglish...brabrabrabra bra bra bra Ikea bra brabrabra zwölf zehn brabra uhr...Pues bueno, pues vale, el servicio esta bien, pero útil...Eso si entrega puntual, los tíos te suben las cosas al piso, y todo bien. Ale, ya tienes los paquetes en casa...

Empieza el siguiente paso de la ikeación. Y es que todo esta desmontadito, y como todo en Ikea, tu te lo guisas tu te lo comes, ellos se limitan a ir cobrando para el señor Kamprad...Aquí llega otro de los desarrollos del diseño Ikea, esos manuales de instrucciones de montaje sin texto, todo a base de dibujitos, que sí que más o menos se pueden descifrar, peor que a veces necesitas unos minutos de estudio, para saber que tornillo exactamente están usando, y que agujeritos son los que hay que usar. Pero no improvises nada, incluso como están colocadas las maderas durante el montaje esta pensado, y como lo hagas al revés al final tendrás problemas...Menos mal que uno ya tenía experiencia previa en ese tipo de manuales gráficos, ya que alguna vez me había entretenido a montar maquetas de aviones de plástico...

Otro de los mitos de diseño de Ikea, esos tornillos que siempre son tipo Allen, y que siempre encuentras una de esas llaves estándar en un paquete, con lo que al final acabas con unas cuantas de estas llaves Allen. Por cierto las llaves Allen son Allen por el mundo, pero aquí y en Holanda son llaves Inbus...Obviamente necesitas más herramientas que la llave Allen para montar todas las cosas...afortunadamente otro colega me prestó un bonito set de herramientas con el que poder clavar clavitos, atornillar tornillos que no son de Allen, y otras cosas necesarias, y es que los de Ikea presuponen que cuentas con ese tipo de utensilios...La verdad que el montaje de muebles tiene un algo de relajante o de extraño, así no es extraño que a mucha gente le encante el tema, y cuando le dices que vas a montar muebles te digan que les encanta...debe ser por la similitud con lo de montar maquetas...Y es que cuando te pones te olvidas de todo, simplemente vas montando, siguiendo las instrucciones, no necesitas música, no necesitas beber, nada, la concentración en ir clavando clavitos y atornillando con tu llave Allen es total...y poco a poco vas teniendo todo montado, mesas que cojean, armarios con las puertas desniveladas...eh pero lo has hecho tú, puedes estar orgulloso...Pero el montaje es más divertido con gente, así que se trata de juntar más brazos, unas cervecitas, y ale a montar cosas en compañía, mas agradecido y más divertido, y si tienes que levantar un armario de cien kilos, pues casi que mejor...

Y con esto, y poco más ya tienes ikeada una habitación, bueno del todo no, todavía falta deshacerse del todo de los cartones...Y esperar que el servicio cliente de Ikea sea eficiente y envié esa pieza que falta para acabar de montar el somier. Porque obviamente en lo barato siempre falta alguna pieza, que hay que pedirla, cruzar los dedos, y mientras tanto, hacer eso que los españoles sabemos hacer tan bien y qeu tan poco apreciamos, improvisar una chapuza rápida que solvente el problema. En este caso con un trozo de porespán y un cuchillo, impagable la cara de los alemanes ante uno de nuestras características culturales más importante como despreciada, esa capacidad de improvisación...

Y hasta aquí todo el proceso de ikear mi habitación...otro día si tengo ganas les enseño el resultado...Como conclusión, lo mejor para ikear es contar con bastantes amigos que te echen una mano de alguna forma, desde luego eso es la mejor parte...

Y con esto acabamos este mega tocho sin interés...bueno seguro que para alguién...hay gente pa'to...

(y no hay fotos de mi mismo, porque si monto muebles obviamente no saco fotos, además de que más vale no dejar constancia de según que cosas...)

5 comentarios:

Marta dijo...

Y de la ikea-habitacion tampoco hay fotos???
Cuanto mas leo, mas espero encontrar pisito amueblado...

Cristina López dijo...

¿Y de las estanterías de libros tampoco hay fotos? joé, menuda decepción...:p

Anna dijo...

La verdad que el montaje de muebles tiene un algo de relajante o de extraño, así no es extraño que a mucha gente le encante el tema

Estoo...depèn...quan has muntat tres cops la porta de l’armari del revés no acostumes a estar gaire relaxat... Cregui’m!
I sempre falta una peça...sempre.....

El més bonic és les conseqüències d’Ikejar…Els sopars-Ikea… A partir d’ara, cada cop que convidi a algú a sopar a casa seva serà un continu: “Ostres, jo tinc la mateixa tauleta de nit”, “Mira Joan, els teus vasos”, “Tinc la mateixa,funda nòrdica però en blau…”
L’apassionant efecte globalitzador del disseny Ikea…Ja ho veurà….

manu dijo...

la felicidad en parte se trata de eso, de poder dejarse la pasta tranquilamente
Ahí, ahí, ese es el secreto de la sociedad occidental.

Anónimo dijo...

Ikea sin fotos es como un blog sin fotos...

Hay que verlo.. elm uieble hay que verlo.. como las minas...hay que verlas