01 julio 2007

Grillen grillen

En cuanto llega la primavera, la de verdad, esa que hace que haya más solecillo con el consecuente calorcete y luz en las calles, unas de las principales actividades por estas tierras es el grillear. A todas horas en cualquier lugar se puede oler el aroma del carbón asando las salchichas. En general es en toda Alemania, pero en esta zona se nota bastante más, debido a que es la zona de las Thüringen bratwursts...

Así que a nada que se junte un poco de gente, se queda y todo el mundo a grillear, ya sea en balcones, en jardines, o incluso en el parque. No hay nada como bajarse el grill, unas salchichas, unos trozos de carne, alguna ensalada...y como no, unas cervecitas, estirar las mantas sobre el césped, hacer fuego y asar, y comer carne del fuego, como ya hacían nuestros antepasados en tiempos remotos. Y aunque las últimas semanas, desde que empezó el verano astronómico, el tiempo no ha acompañado mucho, desde luego lo de grillear ha sido una de las actividades de fin de semana usuales.

Y tiene sus protocolos y formas de funcionar. En Alemania lo de grillerar es prácticamente una costumbre religiosa, hay incluso programas en televisión sobre el tema. Primer punto, la logística, a no ser que la grill tenga un motivo claro y haya alguien que invite, por cumpleaños, despedida o lo que sea, la cuestión es que cada uno lleve lo que se vaya a comer y beber...luego siempre hay los acuerdos, pues uno lleva una cosa u otra y tal. Consecuencia básica, siempre sobra comida, pero en occidente si no sobra comida, es que algo se ha hecho mal, así son las cosas. La particularidad en Thüringia es que el alimento básico en la grill son las bratwursts...que tienen su proceso...

Esas salchichas de tan mal aspecto se convierten luego en todo un manjar, pero antes de asarlas hay que pasarlas por agua, y darles unos giros y un repaso con las manos. El siguiente paso es el fuego, aquí se usa carbón vegetal para grills, no es cuestión de hacer fuego en el suelo aunque se echan en falta los sarmientos, peor vamos todo esta ya montado y hay una industria que proporciona todo lo necesario para hacer el fuego sin problemas. Aquí hay que considerar otro proceso clave en toda grill, quién hace el fuego y quién se pone alrededor a comentar la jugada, que si hay que ventar, que si no, que si pon el papel por debajo, etc...Todo un ritual, la cuestión es que alguien pringa, otros miran, y mientras el resto empieza con las cervezas...

Pero al poco alguien coge el mando, se dedica a poner las cosas al fuego y sacarlas, repartirlas entre la gente, se convierte en el gurú de la tribu. Todo esto de las grills tiene algo de ancestral, cosa que esta grabada en el código genético, desde que el hombre descubrió el fuego, lo de reunirse alrededor de una hoguera, y asar carne es muy tribal, muy humano, y el que no sepa apreciar la diferencia entre un trozo de carne asado con llama de verdad a uno hecho en vitrocéramica es que no sabe lo que es bueno. De hecho lo de grillear es una actividad diría que extendida en todas las culturas. Quién no ha visto las típicas barbacoas americanas en las películas, pues también existen los asados en las tribus polinesias, y por toda Europa se extiende la tradición...Lo que hace pensar que es lo que pasa por España, donde antes las familias se reunían los domingos en cualquier explanada de pinos, con amigos y familiares a hacer una parrillada y una partida de cartas, domingueros se llamaban...Hoy en día eso se ve menos, se ha perdido parte de la sociabilidad ritual debido al desarrollo urbanístico y a la perdida de tiempo de ocio por las horas de trabajo cada vez menos remuneradas, ahora la gente se va a sus torres, y tiene poco tiempo para esas cosas...una lástima. Pero supongo que todo evoluciona...y todavía quedán reductos en zonas, donde reunirse delante de la bodega a asar cordero es habitual…

De todas formas, por aquí sí que se sigue con la cuestión de los grills, los que tienen jardín en sus jardines de sus casas, los que no, en el parque, así que no es extraño que los jóvenes grilleen con los colegas por los parques los fines de semana, un uso permitido del espacio público, que quizás debería aprenderse en aquellos lares...que los resultados son deliciosos...

5 comentarios:

Marta dijo...

Ya se ve que son duros sus fines de semana veraniegos... ;)

Bon profit!

manu dijo...

¿Dónde están las cervezas?

Por cierto, qué mala pinta tienen las salchichas antes de pasar por el fuego.

anna dijo...

Manu...totalment d'acord... Sort que ha posat l'abans i el després, que si no...
Quina casualitat...Jo aquest diumenge tb he fet una “barbacoa” familiar. Xai, vedella i escalivada. Mmmmmm

I cuidadín amb les pastilles per encendre barbacoes...És un material aparentment inofensiu....però resulta que molt útil per crear armes explosives (i a França les roben a quilos). A veure si el fitxarà la policia de Jena....

manu dijo...

(Banda sonora: La barbacoa - Georgie Dann)

Anónimo dijo...

aceptamos manu como cometnario perfecto...

pero tambien decir.. que la cosa esa roja parecida al tomate peroque debe ser patata conc olorante rojo ... le da un toque angustioso..

Por otro lado solita enel grillt enia buena pinta