27 agosto 2007

Cositas de suizos

Una visita tan corta no da para muchas impresiones profundas sobre los suizos y su país en general. Pero que narices, las mejores observaciones y juicios son aquellos que se hacen a simple vista, y si ellos son políticamente incorrectos yo no voy a ser menos (total no voy a decir nada de la familia real, así que no creo que me secuestren el blog...)

Una de las cosas que me llamó la atención es esta símpatica publicidad que se podía ver en muchos sitios, pero muchos. Al principio no le hice mucho caso, unas ovejitas simpáticas, no se que anunciarán, colchones o vete a saber...Pero luego la vas viendo más veces y ya te fijas en detalle, que viene a decir que para crear seguridad hay que echar a las ovejas negras que obviamente no son suizas. Toma publicidad racista del partido popular suizo, o Schweizerische Volkspartei SVP, que se declaran democráticos de centro...Acojonante, porque mucha libertad de expresión y lo que quieras, pero que nadie diga nada y lo tomen por lo más natural del mundo una publicidad así, tiene su que...

Y es que Suiza es un país curioso, por definición, pero no podría decir si es un país simpático, si lo piensas en profundidad, la verdad yo no le encuentro la simpatía, a parte de el chocolate, la fama de hacer relojes (fabricados en Taiwan) o navajas (como en Toledo). Esa falsa neutralidad, de dejadnos vuestro dinero y no haremos preguntas pero tampoco nos preguntéis a nosotros...No se, Siendo malo, podría decir que por su situación el carácter suizo es básicamente una mezcla de la chulería italiana, el chauvinismo francés y el cabezacuadrismo alemán, una mezcla curiosa sin duda...pero esto es solo quedarse con la parte mala, pero que narices, para la mala fama que tenemos unos, la buena que tienen otros no merecida...En Suiza la gente no tira papeles al suelo...anda que no! (y no, no era un turista...) En Suiza la gente guarda las formas, si claro, pues bien las guardaba una mole suiza borracha a eso de las 12h del mediodía en medio de Zurich, con botella de whisky en la mano y gritando, mientras el resto miraba curiosos...Sí, vamos que cuecen habas como en todos lados...

Por que otra cosa no, pero dos cosas claras, Suiza es cara, todo en general, y los suizos son raros. El viernes en Basel había como un festival de jazz, muchas actuaciones, por todo el centro, en locales, en la calle, eso sí, solo el viernes, no sea que vayan a alargar la fiesta todo el fin de semana y la gente se les desmadre...Pues bien el centro estaba a petar de gente, y para hacer más espacio aquí ponen mesas y bancos delante de los escenarios, para que la gente consuma, que se trata de hacer pasta...pues bien en un momento en uno de esos banco se levanta un señor, suizo suizo, y se va un momento, al volver intenta regresar al sitio donde estaba bebiendo vino con sus amigos, para pasar tenía que hacerlos entre dos bancos que estaban muy juntos, en el extremo de ellos había sentada una señora mayor, más de 60 años, suiza muy suiza, y en vez de dejarle pasar, se picó, y le lanzo tres rápidos y certeros codazos al estomago del otro tipo que ni el Goku en el torneo de las artes marciales...Impresionante la amabilidad suiza, y es que una señora mayor da miedo en Suiza, en Barcelona o donde sea, y más si van en grupo...yo siempre por si a caso me cambio de acera...Luego el tipo consiguió llegar a su sitio, tres posiciones más allá de su agresora, y sus amigos se dedicaron a increpar a la judoka, que obviamente se moría de vergüenza, pero por sus narices se iba a mover de su sitio, arduamente ganado...

Pero vamos, al final la gente es gente, sean centroeuropeos civilizados o no...Y las vacas son vacas, y estas parecían más tranquilas, pastando en un prado al lado de la fundación Beyeler, vacas suizas, pero tampoco con los colores típicos y tópicos…

( y si, me compre la consabida navaja suiza, pero ninguna pastillita Ricola...)

4 comentarios:

Marta dijo...

Pues yo sigo sin entender que te hicieron los suizos... lo cruzados que te entraron. Entre poc i massa! :)

Ah, y preguntado por ahí por el partido de ultraderecha este, me comentaron que este cartelito aun, aunque no entendían como lo dejaban colgar, pero que años atras habían puesto alguno digno de la alemania nazi...

Posh Spicy dijo...

Què es pot esperar d'un país que el màxim que ha aportat a la humanitat és el rellotge de "cuco"...frase de "el tercer hombre" (peliculón). Jo hi afegiria el toblerone i els caramels Rigola...Curiosos sí són, sí (ho dic per algun que he conegut a BCN)...

anna dijo...

Les iaies veig que són iguals a tot arreu, però mira que jo em pensava que les vaques suïsses eren blanques i liles... El que s’arriba a aprendre llegint blogs!

Nani dijo...

En fin, lo que comentábamos el otro día... el dinero te hace ganarte el derecho de ser políticamente incorrecto si quieres, y además, ese país es extraño extraño. El otro día hablando con la postdoc de aquí me comentó que ni siquiera podian lograr ponerse de acuerdo en unas cuantas reglas gramaticales y ortográficas comunes para diferenciar su alemán del alemán de alemania, porque cada 20 km cuadrados hablan un dialecto diferente. Curioso.