08 noviembre 2007

Jena Paradies

A falta de tele donde echasen el Barça, que en estas tierras son más de seguir las derrotas del Stuttgart, el miércoles fuimos a hacer una de esas cosas que se supone se deben hacer cuando estas en Jena. Fuimos al cine, día típico de cine. Y fuimos a ver Jena Paradies, una película con el nombre de la ciudad, que prácticamente cada miércoles ponen en uno de los cines de la ciudad, como una especie de tradición o algo así...

Y ahora rajaré de la peli en sí, así que si tienes interés en verla, pues eso...pero de todas formas yo ya la he visto y los otros tres que leen el blog, pues bueno...

La peli es curiosa, y supongo que es curiosa porque de alguna forma conoces el ambiente donde sucede la acción, porque sino me parece que es de esas películas que a cualquiera le puede traer al pairo, o transportar al sopor, aunque se de primera mano que hay gente a la que le encantaría, pero ustedes sabrán el criterio de quién se fian. Cine europeo. Costumbrista. Slice of life. Vamos en resumen en la peli no pasa nada, pero nada. Es una polaroid en movimiento. Que si me pongo trascendental, y rollo intelectual y patatim patatam...Es un retrato sobre la experiencia personal de la gente en la nueva Alemania del este, gente que ha dejado atrás el pasado comunista, que apenas lo recuerda y que se ha tenido que adaptar a la nueva situación, tratando el tema de la soledad existencial de esta sociedad, en distintos personajes y situaciones vitales. Vamos que la peli sigue unos pocos días de final de verano de una madre soltera, con un hijo algo asocial, una familia particular, un jefe que todavía esta más pirado, y un vecino que le atrae sexualmente y tiene sus dudas entre si enrollarse con la vecina o ser fiel a su mujer embarazada y su hijita...Y se puede pensar, bueno pues con estos ingredientes pues entretenido puede ser. No. Para nada. Porque básicamente no les pasa nada. O al menos nada que no le pueda pasar a cualquiera. Pero si es que ni siquiera se enrollan. Que si les llevo unas cervezas a los del equipo de fútbol, que solo son cuatro, que si ceno, que si me quedo dormido, que si ayudame a poner uan mesa aquí, que si una fiesta de cumpleaños...

Que sí, que yo puedo entender el rollo costumbrista y tal. Pero es que no hay ni una pizca de humor ni nada. Y para eso, pues narices, ya veo la vida en vivo...Porque si vas a hacer una peli costumbrista le tienes que dar un tono vital o algo. Pero a esta no se lo vi (que otra cosa es que lo tenga, pero con mi alemán extrasobrelimitado no lo captara...), que ya no digo que siempre se agradece el tono amable, de comedia, pero hay gente que no se lo ve. Pero al menos el toque absurdo, por que ya no se trata de ver el lado bueno o luminoso de la vida, sino de ver el absurdo del tema, y reírse...Vamos, que centrándonos en el cine, porque es cine lo que hace un maestro como el director finlandés Aki Kaurismäki, que ciertamente no es del gusto de todos. Pero a mi me encanta, porque hace esos retratos costumbristas, sobre lo complicado de las relaciones entre personas, como en su última película, Luces al atardecer, pero siempre tiene ese toque de humor seco, frío, nórdico, que le da un tono a las películas, algo pesimista pero riéndose del absurdo en si mismo, un toque minimalista a los diálogos. Pero para gustos colores...

De todas formas la película vale la pena verla, por ver a Jena en el cine, y la visión que dan estos alemanes de ella, que ayuda a entender el sentido vital de esta ciudad. La verdad que es super curioso. Veremos si en Barcelona sucede lo mismo con la película del Allen, aunque Barcelona ya ha salido en innumerables pelis... Y la sesión también curiosa, porque literalmente estábamos solos en la sala, pero solos, sesión totalmente privada, en una pequeña sala, acorde al ambiente que se refleja en la película. Al fin y al cabo divertido. Que es de lo que se trata. Y el alemán, pues bueno, tampoco hablan tanto ni con mucha profundidad vital como para ser imposible seguirla. Nada mal para ser la tercera vez que voy al cine en Alemania en alemán...

Ahora, sabiendo que Kaurismäki es raro raro, y esta peli todavía más rara, si quieren una recomendación de algo divertido que ver, con toque costumbrista y road movie, las vacaciones de Mr. Bean. En serio. Nada que ver con la primera película. Esta se ajusta mucho más al espíritu original de la serie, siendo de todas formas mucho más vitalista y positiva. Llena de homenajes al cine mudo clásico, y a los grandes del humor cinematográfico de siempre, como Peter Sellers. Realmente divertida y vitalista...claro que para muchos Mr. Bean no es que sea de su gusto, polémico que es uno y que narices, es divertido, que al final es de lo que se trata...

4 comentarios:

Marta dijo...

Pues la tele suiza lleva dos partidos de champions seguidos dando el barça... a veure quant dura... (creuem els dits!)

Así que Jena Paradies seria como un 0-0 de esos sin muchas ocasiones?? Pues ya le digo que me convencería antes para ver esta que para pagar por ver a Mr Bean!! Una és de Escurçó negre. A Mr Bean no lo aguanto más de 5 min...

anna dijo...

Kaurismaki i Mr. Bean en un mateix post... Transgresor...com a mínim...

Que no! Vagin a veure "Eastern Promises"!

manu dijo...

en la peli no pasa nada, pero nada. Es una polaroid en movimiento. Que si me pongo trascendental, y rollo intelectual y patatim patatam
Entonces paso de verla.

Je, a los críos les encanta Mr. Bean. En TV3 siguen reponiendo la serie por enésima vez.

Replicant dijo...

"Y ahora rajaré de la peli en sí, así que si tienes interés en verla, pues eso...pero de todas formas yo ya la he visto y los otros tres que leen el blog, pues bueno..."
Pero vd cree que semejante rollo lo echarán en BCN?. Aunque en BCN echan de todo...Em sembla que jo també passo, poc temps que tenim...
Mr Bean és bastant poc suportable, a mi em posa nerviosa però entenc que als crios els agradi...és com ells! (però en crescut);)