11 mayo 2008

Praga

Y para acabar con esta temporada de viajecitos para aquí y para allí. El puente del uno de mayo nos fuimos a ver Praga. Esta vez nada de trabajo, sólo turismo, vacaciones o como sea... Así que hoy otro de esos posts con cientos de fotos, para dar un poco de la imagen típica y tópica de turisteo en Praga, de todas formas, ni una pequeña parte de lo visto o fotografiado...

Y como novedad, además tampoco iba solo. Sino con un grupo de amigos de Jena. Ea, no se quejen que no pongo fotos de gente... La verdad que distinto es ir solo de turista, sin pensar en otras cosas, y además en compañía, buena compañía, que siempre se agradece.


Lo primero que vimos, típica imagen de turista, la Dancing House de Praga, de Vlado Milunic y Frank Ghery, cromo de arquitectura, a dos minutos de donde teniamos el hostal...

Lo segundo que hicimos fue ir a comer algo, que el viaje de tren de ida no fue corto, y hambre había. Pero como ibamos de turistas, nos tiramos a la comida típica Checa (al menos para turistas...) He aquí en detalle un utopenec. Una especie de salchicha a lo catalana, servida con cebolla y guindillas en vinagre. No estaba mal, sobretodo acompañada de cerveza checa.

Y luego a pasear, o a iniciar la sesión de turisteo intenso a la que nos dedicamos los días que por allí estuvimos. Y a ver los muchos detalles en los edificios de Praga, mucho art noveau por todos los lados, muy bonito. Se ve que a principio de siglo XX había mucha industria por el país, y mucha pasta, para hacer los edificios esos...

Bueno, yo también estuve en Praga, posando delante de otro puente, en este caso el famoso puente de Carlos, o Karlov Most...

Atardecer en Praga, sobre el castillo.

Cosa típica en Praga, las marionetas, muchas tiendas de recuerdos para turistas llenas de marionetas.

En la plaza de la ciudad vieja, el antiguo ayuntamiento y la iglesia de Týn...

Otra vista de la plaza, y la iglesia de Týn, en modo nocturno.

Cerca de la calle de Kafka o eso, una escultura de Kafka, o así. De kafka en la ciudad hay bastantes cosas, como icóno para los turistas... Como solo le dio por vivir en más de 10 casas distintas por la ciudad...

Detalle de una de las esculturas del puente de Carlos.

El castillo de Praga de noche.

Otro día, otro paseo, y más detalles modernistas en edificos de Praga.

Un estilo parecido al del Eixample barcelonés, pero como más recargado, menos funcional. Había más dinero, parece.

Recuerdo del pasado comunista. El paseo del comunismo dedicado a sus víctimas...

El niño jesús de Praga, una pequeña figura barroca, regalo español, muy apreciada en la ciudad, a la que le van poniendo vestiditos cual barbie, que van regalando distintos paises y tal, sobretodo en el siglo XIX...

La cúpula de la iglesia de san Nicolás.

Y como era el puente de mayo, pues además te encuentras cosas como esta. Una invasión americana, bueno, una especie de celebración de la liberación de la república Checa en la segunda guerra mundial, o algo así. No era exactamente el día. Pero lo aprovecharon, y por allí pasaban. Curioso que los americanos llegasen primero a liberar Plzen, pero luego en la distribución final, todo fuese para los rusos...

Otro detalle de decoración modernista o por el estilo...

Las calles de Praga.

La iglesia de Loreta.

Y como era el puente del uno de mayo, un puente a nivel Europeo. Pues anda que se podía dar un paso de turistas que había. La ciudad a petar. Así que a la hora del cambio de guardia del castillo, pues bueno, ni un concierto del Chikilicuatre, a petar, a petar de gente.

Total para ver como unos soldados vienen y otros se van, lo hacen largo, con trompetas en directo, y miles de espectadores...

La catedral de san Vito, en el castillo de Praga.

Detalle de una de las puertas laterales.

Detalle de las filigranas góticas de la catedral. Una de las más antiguas de la Europa central.

Y como no se podía dar ni un paso sin tropezar con los cientos de turistas, sobretodo españoles e italianos que había por allí, nos fuimos. Y al irnos, ale, te tropiezas de nuevo con un cambio de guardia, esta vez solo los que estan en las garitas.

Otro detalle modernista en los edificios de Praga, y hay un montón de ellos. Realmente chulo ver esas cosillas en los edificios.

La sinagoga vieja. La más antigua de Europa, en pie. Entrar en ella no es nada barato, y no hay mucho que ver. Además que el lío de entradas como las venden y tal, te da la sensación que es el tipico astillazo a turistas. Que hi farem, es lo que toca...

Esta es otra de las sinagogas del ghetto judío de Praga.

Y volvemos a un detalle de los edificos de la plaza de la ciudad vieja. Nada, vacía de gente o turistas, como en todos los sitios.

Más detalles de adornos, en este caso con bomberos.

Las puntas de las torres de la iglesia de Týn. Muy a lo Disney.

Un crucifijo ortodoxo en una iglesia ortodoxa cerca del hostal.

Y otro palacete, bien adornado. La verdad que la parte central de Praga es bonita de ver.

El edificio del museo nacional, al final de la plaza de Wenceslao. Por ahí sacaron los tanques los rusos en la primavera de Praga. Afortunadamente en esta primavera nada de tanques. Solo unas lluvias de tormenta algún rato algunos de los días que estuvimos allí, cosas de la primavera.

Más detalles modernistas, o del palo.

Pero también hay detalles de otras epócas. Como este niño a los pies de una cruz de Cristo en una puerta de iglesia.

O estos muñecos, que deben ser una versión checo-comunista de los famosos clicks de Playmobil...

Las sillas doradas en una de las capillas del convento de Sta. Agnes.

Y un típico camarero checo poniendo cerveza. Lo de los cámareors y tal en Praga es tela. Son en genral super antipáticos, poco eficientes, y nada serviciales, o sea, secos secos. Si estás acostumbrado al servicio de lugares turísticos por España, lo flipas. Porque alli como aquí intentarán tangar lo máximo al turista, y sacar lo más que puedan, pues bien, si no se llega al timo. Pero aquí ni una sonrisa, ni un comentario amable. Si hay mesas libres, no te dejan sentarte, por que como vean que ya tienen mucha gente na de na. Como hacer negocio y que la gente se lleve una buena imagen, ni idea. Poder hacer cuatro turnos de comidas y sacar una pasta, de eso nada. Y la cosa no es solo que sea percepción nuestra de pillar malos sitios. Comentas con a gente y todos dicen lo mismo. Y luego comentas con los propicos Checos, y te dicen que sí, que son así, que ya saben de esa fama. Y en las guías ya avisan de ello... Bueno, pues como sigan subiendo los precios, a ritmo europeo, o cambian de actitud, o se les pira el negocio a otro lado, que la ciudad es muy bonita, pero como no vaya acompañada de otras cosas, que ciertamente los turistas osn pesados y cansan, si ya lo sabemos por Barcelona y tanots otros sitios... Pero bueno, no todo fue todo tan malo, encontramos buenos lugares de comida, donde probamos especialidades checas, como el solomillo con una salsa de nata y frutos del bosque. O la sopa de ajo, que rica, ahora fuerte, fuerte. O otra sopa típica, que presentan en un pan vaciado. Primero de comes la sopa y después el plato. La comida por lo general buena. De la cerveza, ya hablaremos con más calma.

Este detalle de edificio ya no es modernista. Este ya es después de la primera guerra mundial.


En cambio este sí lo es. La casa municipal. Un edificio modernista espectacular.

Con unas vidrieras típicas y muy bonitas. Amplien para el detalle de las caras femeninas. Y el edificio por dentro también muy chulo.


Y al lado la puerta de la pólvora, o así. Más antigua.

Otro estilo más moderno, el del edificio del museo del kubismo checo, en ese mismo estilo.

Una arquitectura propia del lugar, donde gracias a la pasta que había se genero bastante movimiento cubista, pero no solo en pintura, sino también en arquitectura y diseño.

Un ejemplo de ese diseño estás sillas que se podían ver dentro del museo.

Volvemos a la plaza de la ciudad vieja. Estando en el centro y con esas torres es una referencia fácil.

Y es que no habíamos enseñado el reloj astronómico de la plaza, el más antiguo en su clase de Europa. Un auténtico papamoscas, que a cada hora salen unas figuritas a dar las campanadas, y el esqueleto toca al campanilla, y los cientos de turistas que se quedan mirando hacía él... pues vamos, como el papamoscas de Burgos...

Esta es la estatua de Carlos, el tipo del puente, un rey de estos. La historia ya se la leen en la wikipedia...

Otra imagen de la iglesia de Týn. Que no falten.

Pero esto es una vidriera de la catedral de san Vito. Volvímos al castillo, a ver si madrugando en domingo había menos gente. Había menos gente. Pero en la iglesia había misa, y para entrar había que escucharla. Hacía tiempo que no iba a una, y en checo, pues como poco es curiosa...

Además las vistas de la iglesia valen la pena. No nos quedamos a oirla entera, que no había mucho tiempo antes del tren. Eso sí, es bonita la catedral de san Vito.

Luego con la entrada de paganini, puedes ir a ver la calle dorada, donde había casitas de orfebres. Luego dejaron de haberlos, y se convirtió en un barrio bohemio, donde en la casita azul Kafka también tuvo una WG... Con el tiempo pagas por entrar a ver lo que son pequeñas tiendas de recuerdos...

Bueno, hay más cosillas de Praga. Pero se han de quedar con la visión general. De algunas otras cosillas, habrá más posts, claro. Pero vamos que si no hay pocas fotos...

La vuelta, pues como Praga esta relativamente cerca de Jena, pues nada, solo 7 horas de tren. 5 horas en tren regional, a petar de gente, casi de pie. Pero, como eres un turista y estás de vacaciones, todo pasa...

4 comentarios:

Marta dijo...

Bonita city indeed :)
Mi memoria de Praga es "torre que vemos, torre que subimos"... y pocas no hay, doy fe de ello!
La Torre Eiffel en miniatura no la vio??

Anna dijo...

El puente del uno de mayo nos fuimos a ver Praga

¿Puente? ¿Pero que puente?????

Así que hoy otro de esos posts con cientos de fotos

El que arriba a fer la gent per no haver parlar del Barça….

Ea, no se quejen que no pongo fotos de gente...

No…si ara ens haurem de queixar de que posa a la gent d’esquena….santa paciència!

Catharina dijo...

Que viaje mas bonito, de verdad! Habra que repetirlo y hacer otra excursion asi chum beispiel! :)

kike dijo...

Praga es.. Praga es...

turistic place..

es la ciudad europea turistica pro antonomasia.. od eberia ser..


Por el estilo de calles y plazas, restaurantes, palacios...

Pero ver el resto del pais tambein mola.. echarle un vistazo al campo y como viven tipo años 60 Spain.. mola tambien..

y las afueras con edificios comunistas... tambien...