21 agosto 2008

Roma (día uno)

El siguiente movimiento, tras Barcelona, Zaragoza, fue ir a Italia unos días, y sobretodo a visitar Roma, la ciudad eterna. Y es exagerado las cositas que hay para ver, digamos que te giras y te tropiezas con una iglesia o una ruina o un algo para ver. Así que quedan avisados, los próximos días, y puede que sean varios, se van a empachar de foticos de Roma, y después de otras partes de Italia, y después ya llegaran más posts de cosas que piden, o no, pero si esperán... Vamos, que ya dije tengo material para días... Para empezar una vista del barrio del Trastevere.

Y esta es la plaza de Santa Maria in Trastevere, donde teníamos el alojamiento en la ciudad. Es un barrio cerca del centro, de marcha, donde hay bares y restaurantes, y por las noches se llena de gente.

Y en una de estas casitas es donde nos alojabamos en un ático que nos dejaron para la ocasión, perfecto.

Y que no se diga que no pongo fotos de gente. Bueno, pocas verán. Aquí una demostrando el uso de las fuentes típicas de Roma, nassones o algo así, tienen un agujerito que si tapas el pitorro sale el chorrito por ahí para facilitar el beber. Muchas fuentes en Roma, y con el agua muy bebible, la verdad se agradece cuando haces pateadas de turista bajo el sol de agosto romano. Y Roma es una ciudad para caminar, al menos el centro.

Unas chimeneas en la Isola Tiberina.

Y unas columnas en las ruinas del teatro Marcello.

Y un detalle de los arcos del teatro.
El teatro en si desde más lejos, unas ruinas cerca del Trastevere.

Más ruinas, el area sacra Argentina. Mucho pasado en esta ciudad.

La piazza de la Rotonda, con uno de los muchos obeliscos, y con cientos de turistas.

Y es que en esa plaza se encuentra el Pantheon, un antiguo templo romano reconvertido en iglesia, como no. Y desde luego uno de los edificios más impresionantes de Roma. Me encanto, claro que ya estaba avisado que era una de las mejorcitas cosas de la ciudad.

Espectacular la cúpula, de más de 34 m de diametro, y en el centro una abertura de unos 9 m. Impresionante. Dentro tumbas de los primeros reyes italianos, creo.

Y también la tumba de Raphaello. Aquí un detallito.

Y otra vista del obelisco de la piazza de la Rotonda.

Y las fuerzas del orden de Roma, limpieza, y un urbano, con salacof, como en los tebeos de mortadelo.

Vaya ciudad, era ir paseando, y una iglesia aparecía en cada esquina, no se cuantas habrá en Roma, pero cientos. Y todas tienen sus cosillas. Por ejemplo en la de San Luigi di Francesci, entrabas y tenían unas bonitas pinturas de Caravaggio.

Un lado de la piazza Navona, con sus paraditas de pinturas y tal para turistas.

Un detalle de los balcones de una de las casas de la Navona, arquitectura algo anárquica, diría.

Y el otro lado de la Plaza Navona, con el obelisco y las esculturas de Bernini.

La espectacular columna de Trajano.

Y un detallito de los grabados en la piedra esa, espectaculares.

Y un cinquecento, un clásico de la automoción italiana, y se ven algunos.

Otra de las espectaculares de roma, la fontana di Trevi, la verdad que es espectacular.

Y esta a petar, pero a petar de turistas, a todas horas.

Los Carabineri, estos iban hasta con sable. Cerca de la Piazza di Spagna.

Y esta es una vista de esa plaza, cerca de los comercios.

Y las famosas escaleras que dan a la Trinita dei Monti. Llenas de turistas también. Pero bien chulas. Otro de esos sitios super famosos, visto mil veces en pelis y en la tele, pero que cuando ves en directo no te defraudan. La verdad que Roma es monumental en muchos sentidos.

Detalle de un águila en las escaleras.

Y desde arriba, la fuente, en forma de barca inundada y la calle Condotti, donde se encuentran los comercios más eclusivos y caros de la ciudad. Los japoneses se hacían fotos a las entradas, y yo lo flipaba. Por decir, en la misma calle hay no una, sino dos tiendas de Bulgari. Pijerío en grado máximo.

Y ya se iba acabando la primera jornada. De hecho la primera tarde. La fontana di Trevi iluminada de noche.

El monumento a Vittorio Emanuelle II, o el altar de la patria.

El teatro de Marcello de noche.

Y una vista nocturna del Campidoglio. Si no me equivoco.

Y para acabar de nuevo la piazzza di Santa Maria in Trastevere, de noche, y entonces ya llena de gente, músicos, mimos. Así el primer día. Pero hay cientos de cosas más por enseñar. Roma es mucha Roma...

3 comentarios:

jalabop dijo...

Qué bonica que es Roma!!!! Una ciudad que, com bien dices, es toda ella un monumento hecho a partir de puequeños monumentos, muchos de ellos anónimos, otros peculiaries y la mayoría postales en 3D plantadas en medio de una calle cualquiera. Volveré...

¿Probaste la pizza al taglio?
¿Pagaste el autobus?
¿Estuviste en la heladería Della Palma o en la Giolitti? Argggggg

Marta dijo...

Y ya tiro la monedita a la fuente?

acolostico dijo...

Pizzza al taglio y no al taglio, obviamente.

En el autobus, a veces si a veces no. Por fortuna cuando pasaron los revisores fue una de las que sí.

Della Palma, vista, ya llegaremos al tema. Va haber Roma para rato.

Monedita a la fuente y foto. Si hay que hacer el turista se hace, como un profesional. Ahora esa me la quedo para mi. :)