28 julio 2010

Flashpoints del merecido descanso

Unos días de descanso por Italia, que nunca esta mal, ambas cosas. Días de descanso, de tranquilidad, de siestas largas, y emepzando por ver el partido de la historia, el golazo de Iniesta, otro. Y luego menos mal del Tour, sin él las siestas no serían lo mismo.


Otra actividad que se puede hacer, es visitar una microbrewery local, como la St. Johns, que hace la birra artigianale. Te enseñan toda la fábrica, te lo explican, y luego una cervecita fresca. Bueno y probar las variedades que elaboran, pero eso lo dejamos para la lista.

Y pasear y ver lugares pintorescos.

Pero sobretodo hay que hacer caso a los consejos locales, en vacaciones no hay prisas.



Se pueden hacer excursiones, y ver el espectacular cráter del Vesuvio, así quedó en el 1944 la última vez que explotó, veremos cuando es la siguiente, pero seguro la puede liar muy parda. Bonito paisaje de todas formas ahora, mientras está callado.

La parte mala, es que es imposible no engordar: pasta, antipasta, pizza, heladitos, y postres caseros como estos babas, deliciosos. La tripa adquiere vida propia.

Y ver bonitos paisajes de la Campania. Y relajarse. Lástima que esto solo sea unos días y tengamos que volver a la dura realidad. Debería ser en la proporción inversa.

5 comentarios:

Anna dijo...

Lástima que esto solo sea unos días y tengamos que volver a la dura realidad

No em fa pena! :-P

Espero que s’hagi dignat a enviar una postal…

Marta dijo...

Si és que no es pot veure segons què a segons quines hores...
Me'n vaig a esmorzar! ;)

Roque dijo...

aishhh...

Bororo dijo...

Joder que chula es la campania

el bandero dijo...

"Debería ser en la proporción inversa."

Estoy de acuerdo!!!