02 septiembre 2011

El lunes empieza el sábado

El lunes empieza el sábado de los hermanos Arkadi y Boris Strugatski, publicada por Nevsky Prospects, especializados en literatura de origen ruso. No es la primera novela que leo de los hermanos, especializados en las novelas de ciencia ficción, donde la visión soviética da un nuevo punto de vista. Esta es una curiosa, una novela satírica, donde se da una visión de la magia y los mitos populares desde un punto de vista científico, existe un centro de investigación lleno de magos haciendo sus investigaciones en diversos aspectos esotéricos, donde llega un nuevo programador, que ve el funcionamiento del lugar. De hecho son tres historias, la primera como el programador se encuentra con la magia, y ante todo como se racionaliza, se analiza, y se hace ciencia, pero todo de forma muy alocada, después entra a trabajar en el instituto y le toca una jornada de vigilancia, así se describe la locura de la magia, y la tercera presenta aspectos mágicos y como intentan explicarlos con el método científico. Los hermanos tienen base científica, y saben de lo que se ríen, básicamente parece reírse de la magia al racionalizarla como si fuese una ciencia, y con un poco de censura por aquí y por allí, se publico en los años 60 en la URSS. Pero leída hoy, recuperando algunos de los trozos censurados, se lee con otro punto de vista, relativo al funcionamiento del régimen soviético y muchas de las cosas que allí no tenían sentido, el funcionamiento de los centros de investigación, la burocracia, la demagogia y la publicidad, mucha sátira y mucha mala leche, sorprende que pasase la censura del todo. Ya el título da en el clavo, dando a entender que no hay días de fiesta, solo trabajo, muy soviético, pero dentro se le da la vuelta al sentido. Entretenido, sobretodo por ver la visión del tema ya en los 60, que muchas veces se aleja de la imagen que no hemos hecho como los malos de la película.

2 comentarios:

eleternoaprendiz dijo...

No sé si has probado "Qué difícil es ser dios"; es uno de mis libros favoritos "ever". Te puedo conseguir uno fácilmente, y ese sí que no se explica cómo acabó pasando la censura, porque la crítica al totalitarismo es taaan evidente que duele.

Marta dijo...

"El lunes empieza el sábado"... el títol serà adequat a la història, però... :p