28 noviembre 2006

Kleine Beobachtungen II

De nuevo pequeñas observaciones sobre peculiaridades de estas tierras...siempre desde mi limitado punto de vista, claro, pero para que están los prejuicios sino para abusar de ellos...

  • Matriculas alemanas. El otro día me explicaron más o menos como va el sistema de matriculas en este país. Básicamente las primeras letras corresponden a la ciudad donde se matrícula el coche, es decir que puede ir de una gran ciudad como Berlin que usa la B a una pequeña como Jena, que usa la J, porque no hay muchas ciudades en Alemania que empiecen por J...Luego viene el escudo del Lander al que pertenece esa ciudad y el sello de lo que viene a ser la ITV por aquí y finalmente las letras y números de la matrícula en particular, que pueden ser más o menos dependiendo de lo grande que sea la ciudad, además que las letras se pueden escoger y pagar por la combinación que te haga gracia, y no este prohibida, claro. Vamos que aquí mantienen mucha más localidad en las matriculas que se perdieron allí por la gran magnaminidad a la par que deleznable acción del gobierno Aznar, no sea que por las matriculas se fuese a romper España...con lo que aprendíamos de pequeñajos de geografía gracias a las matriculas de los coches...

  • Como japoneses pero con vacaciones... Así me definieron a los alemanes antes de venirme para aquí. Y algo de eso hay, algo de eso hay...ahora lo que más me lo ha recordado es el hecho de descalzarse al entrar en muchas casas, y dejar los zapatos en la puerta o incluso fuera del piso. La razón totalmente lógica, tienen suelos de madera laminada y hay que cuidarla (bueno, o moquetas, o alfombras o ...), así que descalzos por el piso, o bueno, con zapatillas o lo que sea que tengan, pero claro si vas de visita no hay zapatillas...Lógicamente si van descalzos en invierno es por que las calefacciones funcionan perfectamente (signifique eso lo que signifique para el calentamiento global...). Ahora me dirán que por allí también se hace...pero no tan usualmente ni tan extendido, que por allí todavía se hacen suelos para ser pisados y luego limpiados, y lo de dejar los zapatos en la calle, en el rellano fuera de casa, ya me dirán quién..que todavía recordamos como nos asustaban de pequeños los gitanos roba bambas...

  • Puntualidad alemana. Otro mito que ha caído, aquí son tan puntuales como allí, vamos que esta los que somos puntuales genéticamente y los que no...Aunque el ser puntual aquí tiene más sentido, porque esperar a alguien media hora bajo el frío, vamos...que la puntualidad tiene una razón práctica, simplemente, pero luego es tan viable como en España...Por ejemplo el otro día el tren a Leipzig llegó con 20 minutos de retraso, sin motivo aparente, lo comente con los autóctonos y ni mostraron sorpresa, me dijeron que eso es más habitual de lo que pensaba...sin llegar a los extremos que últimamente consigue Renfe en Barcelona, que los maestros son los maestros...

  • Prosit! Es lo que se dice al brindar, pero no se crean que es tan sencillo como decirlo y beber, no, no. Hay que hacer chocar las jarras, copas o lo que sea con el resto de la mesa, pero además al hacerlo hay que mirar a los ojos del que brindas y nunca cruzar las copas con el resto que este brindando, sino mala suerte...Y no se crean que es sencillo, necesitas cierta concentración para mirar a uno o a otros cuando todavía estas diciendo prosit a otro y no cruzar los vasos...cuando tu estás acostumbrado a decir salud, brindar o no, y pa' dentro...

  • En la mesa.Y siguiendo en la mesa, hasta que todo el mundo no tiene la bebida no se empieza a beber, no como allí que según llega tu birrita la pruebas, y luego cuando todo el mundo tiene, pues entonces ya se brinda y a saco...aquí se espera a que todos tengan la cervecita...Más educados pensarán, pues no, simplemente costumbres diferentes, porque a la hora de comer, en cuanto les llega el plato al ataque, eso de esperar a que todo el mundo tenga la comida na de na, no como allí...es más en las comidas de día a día si uno acaba antes que el resto tampoco es que se sienta obligado a esperar, se levantan y se largan...vamos allí hasta que no acaban todos nadie se levanta de la mesa, aquí todas esas normas dependen mucho más de las circunstancias...así que hay ciertas costumbres ligeramente distintas, y seguro de hay derivan ciertos tópicos...
Y por hoy ya vale, otro día más observaciones, que sino se hace largo y se quejan...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La puntualidad de por aqui tampoco es tan "germanica" como te podrias esperar, aunque bastante. Los trenes (la NS), pues hombre mejor que nuestra renfe (que tampoco debe ser tan dificil...). Ellos se quejan mucho de los retrasos de 5 min pq muchos transborodos hay que hacerlos por los pelos.
Y la eficacia... pues bueno... con las obras del labo creo que en las ultimas semanas he dicho unas cuantas veces "y yo que creia que estas cosas por aqui no pasaban..."

Lo de mirarse a los ojos al brindar, esta mucho mas extendido que eso. Casi he llegado a la conclusion que es comun en la mayoria de lugares. Vamos, que la excepcion semus nosotros...

Y lo de esperar para la bebida y no para la comida, pues observado tambien.

Y hasta aqui las comparaciones de hoy! ;)

Anónimo dijo...

Apuntar otra pqueña observacion (espero no joderte un post raúl). En alemania existe algo parecido al casimiro, ese personaje peludo que a las 20:00 nos decia que habia que ir a la cama. En alemania se llama Sandmann y es originario de la ex RDA (rep. democratica alemana). Pues bien el personaje aparece a las 18:15 y a las 18:50 dependiendo de si tu hijo es de los que se acuesta tarde o temprano. A las 19:00 a la cama. Impechonante.

Sergio

kike dijo...

Bueno
esto es d elo mio..

Asi que ha disfrutar leyendolo.

Je je