05 septiembre 2007

Del otro lado

Hay quién tiene suerte y estas vacaciones ha pasado unos días en New York, al otro lado del Atlántico. Y no se ha olvidado de los deberes y me ha enviado unos cuantos hidrantes que estaban por allí...
Uno cerca de una escultura en la universidad de Columbia.

Otro en las cercanías de las calles de Wall Street.

Uno integrado profundamente en el zoo del Bronx.

Y otra de Little Italy. Con la banderita para que se note, porque si uno ve la población paseante se diría que muy lejos Chinatown no debe estar...

Impresionantes ejemplos de estos habitantes urbanos. Gracias Ilda. Pero tranquilos, que habrá más hidrantes, muchos más, pronto... (más pronto de lo que esperan y desean...)

5 comentarios:

kike dijo...

Ale venga!

Marta dijo...

Estooo... y las semillas para plantar una en el jardin, donde se compran??? ;)

manu dijo...

Está claro que existe una conspiración por parte de los hidrantes para conquistar la Tierra. ¿Serán una avanzadilla de la huestes de Chtulhu?

acolostico dijo...

Oh, no, yo creo que sus intenciones son pacíficas...no son como los malvados conos...

Anna dijo...

Doncs és evident que a Barcelona no és una espècie autòctona....No déu ser el seu hàbitat natural....

Ostres...pintadetes amb la bandera...no sabia que el tunning arribava a aquests nivells....!