07 marzo 2008

Otra semana

Lunes. Teatro. Fuimos a ver una obrita de teatro en alemán al Kassablanca. LSD II, Lieder statt Donnerstag Depressionen, segunda parte de un teatro musical curioso. Dos tías y un tío aparecen en el bar de las bonitas depresiones, y ellas deprimidas el sobre excitado, van cantando canciones con un teclista y un batería. Entre rimas de mi prima, canciones curiosas, va pasando el rato. Lástima no entender un carajo de alemán, o mejor, por que total a mi el teatro no acaba nunca de convencerme. Y de vez en cuando digo son prejuicios, va dale una oportunidad, pero nada, no es un lenguaje narrativo que me atrape...

Martes. La champioooons. Al bar a ver el konferenz, o sea trocitos de los cuatro partidos, y por suerte esta vez el Barça en una tele lateral pequeña, así que toda la noche con la cabeza girada. El Barça simplemente cumplió el trámite, se casco el Messi, mal. Bien por el Arsenal, Y mal por el Sevilla, vaya con los penaltis...

Miércoles. Más Champioooons. Esta vez en casa, durmiendo con los penaltis del Schalke 04, a ver si hay suerte y toca este en el cruce de cuartos. Que relajante es a veces el fútbol para quedarse clapado, eso y el estar algo resfriadete con el cambio de temperaturas, de estación, y los mengues del tiempo y las cosas...

Jueves. Cocina. Otro de los regalos de cumple. Decidieron que ya era mayor para eso de salir por ahí a tomar cervezas, y decidieron que era mejor que fuese a una actividad más educativa. O eso, o saben que uno es un cocinillas, y como buen apañó, ando siempre hablando de comida. Una noche culinaria, en el mismo lugar que la vez con el departamento. También comida italiana. Pero esta vez rodeado de alemanes desconocidos, y solo en alemán. Y curioso verles cocinar comida italiana, las culturas culinarias son diferentes, y lo que para los mediterráneos del norte es algo común aquí parece no serlo tanto. Pero vamos, que de postre leche frita (italiana? anda ya, esto es más castellano que el botijo), y no, lo siento, la hizo el cocinero directamente. Pero no, lamentablemente a años luz de la de mi abuela. Pero bueno, cenamos bastante bien, y trapicheamos por la cocina.

Viernes. Ya cansaditos. Nos vamos pronto del curro, merecidamente, y encontramos un hueco para bloguear, que comentar nadie comenta, pero a la que estas dos días sin poner algo... Y nos enteramos de las malas noticias por España. Cabrones. Por cuestiones burrocráticas y de distancia, yo no iré a votar. Espero que todos los que estén en disposición de poder hacerlo lo hagan, y no se dejen influenciar por ninguno de esos malnacidos...

Y ya puestos a votar, no se olviden mañana del Chiki Chiki...

5 comentarios:

Marta dijo...

Martes y miércoles me suenan: cambiar por los dos en casa. Dimarts el Milan-Arsenal en la tele i el Barça con la transmi i dimecres el Madrid en la tele con la ser (como debe ser en estos casos, jejeje). The Chaaaaaaaaampions!

Cristina dijo...

¿Un alemán haciendo leche frita?...eso es digno de verse en primera persona O_O

Anna dijo...

Espero que todos los que estén en disposición de poder hacerlo lo hagan, y no se dejen influenciar por ninguno de esos malnacidos...

No sé jo si la gent seguirà el seu consell... Espero que si...

Un dia trist ahir... Últimament els finals de campanya de les generals són molt durs...molt....

manu dijo...

ESta noche, a partir de las 22:30, en vez de "Salvemos Eurovisión" ¡destruyámosla de una puñetera vez!

Pos sí, mañana a votar. Ah, ya os decía yo que teníamos que hacerlo (mala señal que ETA pidiera la abstención) .

kike dijo...

Y gano el chiqui chiqui

Pues miaaaaaa.. a mi no me gusta, ni el humor,, ni la cancion ni na..que le vamos a hacer
Yo queria bizarre.. mi idolo y tal. U otro personaje.. me gustaba mucho mas el neng.

asi pues.. lamento comunicar que noc reoq ue vea eurovision.. no por nada.. sino por nada..


ahroa eso si, la cocina y el furgol son otra cosa..

eso si.. descanso y descanso siempre que sea currar de descanso.