04 junio 2008

La costumbre

La costumbre, tras una excursión algún hidrante. Cuando hay poco que decir, ponga hidrantes, y siguiendo la costumbre...

El que pillé en Bamberg. Había más de los típicos de tapita en el suelo, y ya me iba sin pensar en encontrar un digno representante cuando de repente apareció este en medio de la calle. Impresionante.

Y no solo yo va cumpliendo con la costumbre, sigo recogiendo contribuciones de la gente que también ve que los hidrantes son más que hidrantes. Este lo capturó Marta en Basel, y me lo envió por que tiene la cabeza abierta...

Y otro de Marta, esta vez de Eindhoven. Por que haberlos haylos y cuando se empieza a verlos, allí están esperándote...

Y también Cristina envia cositas, esta columna seca en el gimnasio "Európolis Les Corts" de BCN. También envió otro pillado a traición con el móvil en la Diagonal, como creo que ya salió anteriormente y por no saturar, hoy nos quedamos con estos cuatro ejemplos más...

Ya saben, el hidrante no es solo el hidrante, el capturar hidrantes es algo más... Experimenten.

4 comentarios:

marta dijo...

Yo voy a acabar con la cabeza como el hidrante, si yendo en bici lo que veo son hidrantes... o_o'

manu dijo...

Mola el primero. Mu moderniki...

Anna dijo...

Jo ja em deixo de preocupar per vostè, sr. acolostico, ja veig que això no té arreglo...

Però Marta...ai...tu si que em preocupes...No sé si això serà reversible...

marta dijo...

No, Anna, si jo tambe em preocupo a mi mateixa...