23 junio 2008

Pues han pasao...

Por aquí seguimos, sin mucho actualizar, pues mucho no pasa, y sin embargo se tiene poco tiempo para decir algo... Y es que andamos bastante entretenidos con esto de la Eurocopa, y es que entre que en este país parecen vivirlo de forma especial, consecuencia de haber tenido un mundial hace solo dos años, y que eso de las selecciones tiene su morbo desde el punto de vista del exilio, pues partido casi cada día, y viendo como unos pasan y otros no, con más o menos sorpresas...

Y para sorpresa la de ayer. España pasó. Increible. Contra Italia, impresionante, al fin se hizo algo de justicia en esto del fútbol, y pasó el que se lo merecía. Parece mentira que nos lo creamos y todo. Además haciendo como ellos jugando a la italiana, toma, de su propio jarabe. Parece que por las españa también casi todo el mundo lo vió... Pues nada, ahora los rusos, que dan mucho miedo, estos si que nos echan, aunque claro, puede que de verdad la selección haya aprendido la lección. Eso sí, toda mi porra a hacer puñetas... Aunque ya ha dicho el mago que al final gana Alemania, y también lo dijo Lineker, bueno, veremos que pasa con los tres partidos que quedan...

Pero lo mejor del partido de ayer, es que en unos de los que mejor me he pasado viéndolos, y no precisamente por el espectáculo futbolístico, que en esta ocasión fue demasiado a la italiana. Antes ya habíamos quedado algunos para ver los cuartos de Alemania contra Portugal, esperando que los alemanes darían ambiente al tema. Pero son diferentes, debe ser que están acostumbrados a ganar o algo. esta gente se lo toma demasiado en serio, durante el partido total concentración, silencio, prácticamente ni un cántico... Que concentración, casi de esas de girarse y pedir silencio si alguién muestra algo de emoción, a excepción de los goles (y habría que decir que este invento de las teles digitales es un rollo, se crea un retraso entre teles digitales y analógicas, y en el bar de al lado cantan el gol 3 segundos antes, quitandole toda la gracia al asunto). Ahora luego ganan, y se desmadran, y solo por unos cuartos, se van al centro de Jena, y a cortar la calle y ondear banderas...

Supongo la idiosincrasia hispánica es diferente, y la italiana tambien. Así que buena representación de ambas colonias nos encontramos el domingo en el Sports Bar de Jena, dispuestos a ver los cuartos históricos de España-Italia. Ellos los favoritos, en mayoría en el local, los que ibamos bajo el signo de la maldición del 22 de junio eramos algo menos, pero buena representación de la colonia española, y sobretodo con ganas de pasarlo bien, pasará lo que pasará, que aunque sabemos que era difícil, parece mentira, pero siempre hay más de uno que mantiene el optimismo y dice este año sí (coño, esta vez acertaron, pero esto no acabado, aún nos la daremos en la próxima...). Y allí se organizó un sano ambiente de rivalidad, que una cosa es no soportar para nada el fútbol italiano, y otra cosa es llevarse mal, que al final somos mediterráneos en tierras germanas, y entre ambas comunidades las relaciones son buenas.

Pero a la hora del partido de eso nada, y así nos pasamos el partido entero entre cánticos y contracánticos. Y en ese aspecto también ganamos descaradamente. Abusando del surrealismo del caracter ibérico, ese que no es capaz de tomarse ni a uno mismo en serio, y menos cuando estas acostumbrado a perder... Canciones, la que más el a por ellos oé, o su versión en femenino, a por ellas... Pero luego están las extravagancias. Si ellos iniciaban su po po po po pooo pooo del seven army de los White Stripes, que usaron para celebrar el campeonato del mundo, era immediatamente ahogado por el porompompero, será por popos... Por corear se coreo hasta en aleman, para disfrute y estupefacción de los alemanes presentes, que caras raras tenían ante el follón montado por las dos aficiones... Y también el canta y no llorés, el alcohol, alcohol... pero otro éxito de la noche, el tanga del revés... no pregunten por qué, pero la estupefacción italiana era tan grande como la diversión española, impagable. Pero debe ser algo que llevabos dentro, una irreverencia que hace que encontremos amuletos como el de la foto, la virgen del bratwurst la llamamos, y la invocamos en los penalties. Y parece que funcionó, así que a partir de ahora la Thüringer Wurstkönigin 2007 se viene a los partidos que queden de la roja... Todo sea por llegar bien lejos, luego ya la devolveremos la foto a su legítimo dueño, que no queremos romper el corazón a nadie...

Al final paso la roja, que ya era hora, y parte de ambas aficiones se juntó para tomar algo, ya sea para olvidar la derrota o por la victoria, que le fútbol es fútbol, y no hay que olvidar que solo es un juego...

6 comentarios:

Anna dijo...

Reitero lo dicho...
El Xavi ha d'estar al Campus Xavi a partir del 29....
Espero qye Rússia faci la seva feina...

(algun publicista / gerent del MediaMarkt es deu estar tibant dels cabells ara mateix...)

Marta dijo...

Ayer en casita... ya tuve mi sobredosis el sábado con los canticos oranje pre-partido... y dimecres alemanya-turquia, brrrrrr!

Anna dijo...

Doncs això que dèiem, que algú a MediaMarkt ha d’estar molt content

Roque dijo...

elegi buen momento para ("") para volver a ver un partido de futbol :-)


lastima de no haberme echado p'alante y comprarme una tele nueva full hd para la xbox.. cagonlaleche

saludos !!

kike dijo...

Y anda que no lo pasamos bien.. dios
en un pub cn italianos
que grande..aunqeu no tanto como en alemania.. I guess....porque anda como unamega pantalla en la calle.. pero casi!!!

y la celebracion mas mejor.

Anónimo dijo...

que envidia me das ahora mismo, vas a poder disfrutar de la final Alemania- Espanya en Jena...

yo lo tendría claro, eh...comprate una camiseta de la seleccion alemana, camúflate entre ellos y bebete dos litros de birra, y canta algo como..

Wir konnen!!

suerte con todo,

Xavi