06 noviembre 2008

Hamburg (tres)

Tercer día, tercer madrugón, pues una de las cosas a ver en Hamburgo es el mercado del pescado en St. Pauli, que hacen por la mañana bien prontito los domingos desde 1703. De camino una casa decorada con graffitis de personajes de comic o así.

A penas las 8 pasadas y el mercado esta lleno de gente. Al lado del puerto, paraditas de frutas, verduras, pescado...

Lo curioso es su peculiar forma de venta, a parte de la usual, de vez en cuando hacen como una especie de subasta o packs, cogen un cesto empiezan a meter frutas o verduras gritando todo lo que ponen y el precio por el que lo venden, a grito pelado, por 20 euros un cesto lleno de frutas, impresionante...

También hay formas más tradicionales de comprar, pero puedes decir pongame 15 euros de pescado, y el tipo te hace un surtido a su albeldrio, y a tu gusto.

Y el pescado tenía muy buena pinta, lástima no  poder llevarse un poco, pero el viaje era largo y no aguantaría...

Más pescadito rico...

Y fresco, que hay que limpiarlo allí mismito.

Y la fruta también gustosa, y a buen precio, además que también hacían los packs, las piezas no eran caras, y había de muchos tipos... Suerte tener puerto al lado...

Otra paradita de fruta...

Y este es la Fischauktionshalle, la antigua lonja donde se hacían las subastas de pescado.

Ahora dentro ponen restaurantes, muchas mesas y escenarios con bandas en directo, antes de las 9 de la mañana... Y esta lleno de gente, eso sí, había muchos seguidores del Nuremberg, supongo habría partido por la tarde.

Otra paradeta.

Y uno de esos packs multifrutas, ricos ricos.

Y también puestos con gallinas vivas.

Y mucha gente para arriba y abajo.

Y tiendas de plantas, donde hacían de esos packs tipo subasta. Cuando se acaba el mercado es más fácil ver gangas, ya que a muchos les interesa más deshacerse del género que llevarselo de nuevo.

El mercado de pescado desde el puerto, con la parada para el ferry.

Pasadas las 10 recogen todo, solo quedan los últimos paseantes, papeles...

...los restos, los servicios de limpieza...

y las gaviotas, a lo que pillen.

Muy curioso y divertido pasear por el mercado, comer alguna cosilla de las paradas, alguna fruta, ver el ambiente, y aún quedaba día para ver alguna cosa más...

4 comentarios:

Anna dijo...

A penas las 8 pasadas y el mercado esta lleno de gente

8 del matí????????????
Però si a aquestes hores encara no hi ha els carrers posats!

Una cosa que no veuré si mai vaig a Hamburg...


(i és una llàstima...Pq els mercats és una de les coses que més m'agrada visitar fent el guiri... És on veus el bullici cotidià de les ciutats...)

Marta dijo...

El rey de las plantas holandés se va a vender a Hamburgo... si que debe estar mal el negocio en NL ;)

manu dijo...

Pues tiene muy buena pinta esta ciudad, como molt cassolana.

Leñe, una bandera de Ferrari en la tierra de BMW...

kike dijo...

De Hamburgo.. lo mejor parece el mercado..lo demas parece mas bien de tipica ciudad.. para apsear pero tampoco exagaredamente atractiva para vivir...

claro que a lo mejor es el cielo... nublado-blanco tan tipico de esos lares.