10 noviembre 2008

Hidrantes, dosis n

Vamos con una nueva tanda de estos magníficos elementos urbanos. No necesitamos ni presentación, la enfermedad es conocida...

Este en el aeropuerto del Prat, en Barcelona. Los hay a patadas.


Estos dos, son el modelo soso que había por el centro de Frankfurt, nada espectacular, una lástima. Tampoco se veía por la ciudad ni graffitis, ni stencils, ni nada, todo muy limpio.

Y este tan parecido es de Hamburgo, creía el modelo ovalado era más una cosa turinga, per se ve es un modelo más standard por toda Alemania. Y Hamburgo estaba lleno de estos, poco prometía la cosa...

Dos bocas de columna seca en la torre, bien arriba, de la iglesia de St. Petri de Hamburgo, menos mal hay cositas...

Y otra columna seca debajo del río, en el Alter Elbtunnel.


Y justo delante de los ascensores para coches en ambos lados del túnel, dos modelos diferentes.

Otro de esos ovalados de Hamburgo, difícil tomar una vista del mismo y su ambiente.

Y otro curioso cerca de las oficinas en el puerto de Hamburgo, cerca del mercado de pescado de St. Pauli.

Cuando visitamos Praga, Dani captó este curioso ejemplar.

Y luego en la isla de Elba pilló este modelo, con los colores clásicos.


Roque se estrena en esto de la captura de hidrantes, con estos dos ejemplares de algún lugar de Sant Cugat.

Guille estuvo por Italia y no pudo evitar captar este, delante del Teatro Olímpico de Vicenza, provincia de Vicenza, región veneta. Patrimonio de la Humanidad desde los años noventa, el palacio, no creo que el hidrante...

Marta sigue su caza imparable.  Este en Birsfelden.

Y este otro en Muttenz. Ambos pueblos cercanos a Basel.

Y es que el vicio sigue, se contagia, se propaga... keep on, keep on...

4 comentarios:

Marta dijo...

El dia que les autoritats sanitàries descobreixin la plaga aquesta, calci's!! xDDD

Anna dijo...

Tampoco se veía por la ciudad ni graffitis, ni stencils, ni nada, todo muy limpio.

Queixant-se del civisme i dels sereveis de neteja municipals...
Però quin jovent!

manu dijo...

Los hay a patadas, cierto, cierto.

Guille dijo...

Ya puedo decir que he contribuido a algo...
G.