20 julio 2009

Anathem

Anathem de Neal Stephenson, es el último tocho que he leído, un auténtico tocho de casi mil páginas escritas en un inglés complicado en el que encima el autor se inventa muchas palabras de vocabulario para definir el mundo paralelo donde acontece la historia, aunque si he de esperar a la edición en castellano, teniendo en cuenta como ha sido editado y traducido hasta el momento las últimas obras que ya leí en inglés sin esperar, la verdad que compensa. En el mundo donde ocurre la acción la ciencía teórica, la matemática, la física esta separada del mundanal ruido y solo la desarrollan una especie de monjes dedicados en exclusiva a estos quehaceres. Y la historia cuenta como uno de estos monjes tiene que abandonar el templo, con otros cuantos para enfrentarse a un curioso conflicto... Con lo que el autor aprovecha para dar un repaso al desarrollo filosófico, y plantear algunas de las últimas cuestiones metafísicas desde un punto de vista del mundo alternativo, llegando a las cuestiones cuánticas de multiversos y tal, todo de forma entretenida y con mucha acción, como es norma de la casa.

Y es que Neal Stephenson me tiene ganado, sus novelas siempre están llenas de acción y miles de ideas y de cositas. Y es que molan las novelas geeks del Stephenson. Si entendemos por novela geek, no una novela de ciencia ficción al uso, que sería casi por definición una lectura geek, si no una novela que ya esta escrita influenciada por la cultura geek, esa que poco se pone de moda, y desmitifica el miedo a la tecnología y la ciencia de alguna forma, desde que los empollones pasaron de ser aquellos locos que con batas blancas y gafas de pasta se encerraban en profundos laboratorios y no se comían un rosco, la explosión de las punto com, internet, demostro que esos seres se hacían millonarios, y tener profundos conocimientos de Star Trek era lo más, cambia el punto de vista, Ah la economía... La cuestión es si eso ha influenciado en la creación de un nuevo género, que absorbido la tendencia y le regenera creando sus propios mitos. Geeks que escriben para todos, reflejando la cultura de la red, de la información, al tecnología y la ciencia al mismo nivel que otros elementos más ortodoxos de la literatura, algo que era natural en la ciencia ficción, pero que ahora ya sobrepasa el límite de ese genero para estar en una frontera más borrosa. Seguro hay miles de ejemplos de libros que se podrían calificar de género geek. Y para mi sin duda el mejor ejemplo serían los libros de Neal Stephenson, que aunque parece incapaz de la brevedad, sin duda son de lo más entretenidos y llenos de esas cosas que cualquier geek quiere ver en sus historias, esas historias de los que se educaron con Star Trek, con los Bicivoladores, con los Goonies, con Juegos de Guerra...(protogeekismo?)

Vamos que no me ha defraudado el nuevo libro del Neal, ya son unos cuantos los leídos desde Snow Crash, y de nuevo nos quedamos a la espera del siguiente.. Si ya han pasado por Criptonomicón y por El ciclo Barroco no esperén a por esta, sino ya saben por donde empezar.

8 comentarios:

Pepi Toria dijo...

"...con los Bicivoladores, con los Goonies, con Juegos de Guerra...(protogeekismo?)"

Madre mía, mi infancia se desvanece ante mis ojos, ¿soy geek, doctor?

acolostico dijo...

Sin duda tiene el virus...

Anna dijo...

Definitivament ha batut el seu récord d'escriure la paraula geek en el text un post...

si no una novela que ya esta escrita influenciada por la cultura geek,

Ehem....

protogeekismo?)

Reehem....

jojojojo...

Ui no...passo...ja tinc prou feines amb l'eriçó...

Marta dijo...

A mi los tochos tan tochos me acaban tirando para atrás. Y mire que lo no tan ladrillo (por el tamaño) de este señor que he leído me ha gustado.

@anna
ja tinc prou feines amb l'eriçó...
shhhhhhhhht! Des de divendres el tinc en v.o. a la pila i encara no sé quan tocarà

acolostico dijo...

El erizo flojo flojo flojo...

Y al final un tocho interesante dura menos que un tostón de pocas páginas

y mola crear neologismos... como en el libro :P

manu dijo...

Tiene muy buena pinta. En castellano la editaría ediciones B en tres volúmenes, que en eso tienen mucha "experiencia".

Snow Crash era "graciosilla". Entretenida, pero sin matar.

Anna dijo...

El erizo flojo flojo flojo...

Ho sabem...ho sabem.. però s'ha de llegir...No ens desmoralitzi!

y mola crear neologismos... como en el libro :P

Que geek...

i que fanfarró... :-P

shhhhhhhhht! Des de divendres el tinc en v.o. a la pila i encara no sé quan tocarà

Al ritme que vaig segur que l'acabes tu abans que jo, Marta...:-(

Enric Masdeu Ferrer dijo...

El llibre es (massa?) llarg i m'ha costat seguir-lo en alguns moments, sobretot per l'idioma. Per mi li sobren unes 200 págines pel mitg que no influeixen en l'argument.