11 julio 2009

Le Tour de France

Pues hemos tenido el Tour de Francia por Barcelona, que hacía más de 40 años que no pasaba. Y a parte de críticas que si sí que si no, para los que nos gusta el ciclismo de verano en la tele, verlo de cerquita en tu ciudad era una ocasión que no se podía dejar pasar. Que uno ya ha visto pasar otras vueltas, y en diferentes sitios, que si la vuelta España, que si la vuelta a Burgos, pero esta es la vuelta de las vueltas, la más grande. Y bien valía la pena ecaparse un rato para ir a verlo.

Y lástima de tiempo, para ir a buscar el Tour nos chupamos una remojada de ordago, desde el año pasado no llovía tanto en Barcelona, y así que nos quedamos pollitos antes de llegar a ver la caravana de publicidad. Por suerte entonces dejo de llover, y el resto de la tarde respeto el espectáculo. La caravana de publicidad del tour debe ser una de las cosas que lo hacen especial, desde luego es como una cabalgata de reyes, pero solo de publicidad de marcas francesas. Y eso ni en la vuelta a España he visto una cosa tan grande y con coches decorados de formas tan curisosas, como una caja de botellas.

O un pote de Dian. AUnque hay que reconocer otra cosa, toda la locución en francés, y lo sosos que son, para tirar cuatro gorras mal contadas, un poco agarrados, y eso que ya estaban al final de la etapa, en plena Barcelona, pero poco se estiraron poco.

Sorpresa también, que la gendarmeria francesa también tienen sus coches de publicidad. Publicidad de la policía. Que cosas.

Unos sidecar con una bicicleta con rodillo, vas en moto pero puedes cansarte pedaleando...

Un smart neumático, un coche tan estrecho hecho casi una bola, debe dar miedo bajar montañas en eso.

Y un 2cv alargado, como las salchichas de la marca...

Curiosa la caravana de publicidad. Luego como los ciclistas van más atrás, da tiempo a acercarse hasta la meta. Cerca de la meta ya estaba lleno de gente, hasta los topes, y mucho guiri que solo sigue el tour en todas las etapas, o aprovecho que pasaba por Barcelona, así notas el interés real que levanta la carrera, cuanta gente solo siguéndolo.

Nos carcamos a la meta, vimos como era, pero para ver a los ciclistas era un poco imposible quedarse por allí. Así que nos quedamos a unos 400 metros. Y vimos llegar a los mossos, mientras en los altavoces los speakers comentaban la carrera en catalán y francés.

Y entonces llega la cabeza del pelotón, ya habían pillado a los escapados, así que lanzaban el sprint, por fortuna estaba bien pensado que la llegada estuviese en subida, para poder ver algo de carrera, por que si no tod es tan rápido que no se ven más que pasar el pelotón fiu fiu...

En ese grupo puedes ver pasar al lider de amarillo, pero fiu fiu...

Y como el final es un poco en subida, al menos hay gruppetos que puedes ir viendo pasar un poco descolgados de los locos lanzados de la cabeza.





Y así estos que van pasando te permiten ver un poco de la carrera. Que mola vivirlo un poco. Aunque claro como mejor se sigue el tour es en la tele, disfrutandolo combinado con la pertinente siesta, tumbadito y con ese caorcillo dejulio en el ambiente. Impagable.

3 comentarios:

Anna dijo...

No em parli de la pluja... no em parli de la pluja....


Què mono el 2cv...
i l'Smart...home...si volques en una baixada...rodolant fins a baix, no?

I van a tota llufa...

Catharina dijo...

Ayyyy yo tambien quiero calorcito de julio!! que envidia! Bueno disfrutelo majo. Muchos besos desde Jena!

manu dijo...

Qué bonica la caravana comercial. ¿Cuál de esos "autos locos" llegó el primero?