17 agosto 2009

Bruselas (1)

Pues ya estamos de vuelta. Lo bueno poco dura, demasiado poco... Así que como ya estamos de vuelta a la dura realidad, y encima con este calorcillo... Bueno pues mientrás parece que por el calendario muchos deben estar de vacaciones, aprovecharemos para el típico pase de fotos de viajecillos que viene siendo este blog. Y este verano, por si no ha quedado claro con el meón de arriba, hemos estado unos días por Bélgica. Primero por la capital, que parece lo es también de Europa. El Manneken ya sabía que era pequeño, que estaba en una esquina, como escondido. Pero lo del tubito de plástico para el agua no sabía. Que el símbolo sea un meón es algo raro, pero considerando la cantidad de cerveza que se puede beber en el país, pues tampoco será tan raro. Y tampoco vamos a juzgarlos desde la tierra del caganer...

La plaza mayor de Bruselas es maja de ver, un gran rectangulo libre rodeado de casitas barrocas. En una de estas vivió Victor Hugo.

Le Maison des Ducs de Brarant, neoclásico flamenco, y olé.

La Maison du Roi, hecha para los reyes de España, ahora museo. Se puede apreciar los paraguas y las chaquetas que el clima flamenco hacen necesarios incluso a finales de julio.

Otro lado de la plaza, con el restaurante el Roi d'Espagne. Bueno pintoresca la plaza.

Y este es el ayuntamiento.

Las galerías St. Hubert. Muchas tiendas de chocolate caro, pero rico, o eso dicen.

Jeanneke Pis, puesta en el 1987, por la igualdad o eso, en esta ciudad mea todo el mundo.

Nieuwstraat, la calle de las tiendas de ropa, donde los flamencos van de compras.

Y para acabar el primer día no podía faltar la cena típica de la zona, mejillones, que están ricos, pero el acompañarlas de patatas fritas, por muy típico que sea no acaba de convencerme.

Seguimos otro día con Bruselas.

4 comentarios:

Marta dijo...

El Manneken pis, en ocasiones lo visten y todo, curioso verlo con traje de futbolista, bufanda y gorro... o no con tiempo flamenco...

Anna dijo...

¿Calorcillo? ¡Vamos a morir todos!!!!

Aix...

Diurètica...la cervesa és molt diurètica, ja se sap...

I no em parli de patates...que em surten per les orelles... (maleïdes karttofels o com carai es diguin...)

I no me digui que no ha provat la xocolata belga...(quin sacrilegi..)
I això dels monuments que et pensaves que eren més gran... No sempre és així...no sempre... (que no em recuperaré mai de la visita al museu de Pergamo...)

Pepi Toria dijo...

Me quedo con la meona, por supuesto. Una estatua en una postura impensable por estos lares y con esta iglesia. Mucho más si admite disfraces, como dice Marta.

Y el segundo puesto para las galerías St.Hubert, me encantan las calles comerciales cubiertas (con buen gusto, claro)las primeras que ví fue en Milan (vitor Emmanuelle)y me quedaron gravadas.

Anna,
Sí, el tema patatil es casi una plaga, yo también lo he sufrido por Munich y Berlín. Colón podría haberse reservado alguna cosa.

Roque dijo...

Parece que os hizo buen tiempo.. tan pronto sol como llueve... tal como se fue, vino.

Gran Platz muy bonita a mi me encantó.