26 agosto 2009

De cervezas por Bélgica

La cultura que veíamos ayer se puede adquirir en muchos sitios por toda Bélgica. Aquí, sin querer ser extenso ni categórico, algunos de los que hemos visto y disfrutado por aquellos lares. El primero de ellos el impresionante Delirium Café, que tiene una carta con más de 2000 cervezas, record Guinnes, impresionante.

Y en la parte de arriba, tienen como otro bar, el Delirium Tap House, una barra con 25 cervezas de barril, que van rotando durante el año, para llegar a servir unas 200 diferentes. Simplemente impresionante, yo quiero una cosa así en Barcelona. Era para haberse quedado todas las vacaciones allí.

La carta de cervezas, pues claro, tiene el grosor de una guía telefónica. Y claro escoger no es sencillo. Bueno, te quedas con las 200 y pico que tienen recomendadas como novedades para empezar. Por cierto en la carta solo dos españolas, Cruzcampo y San Miguel, así que incluso pueden mejorar la oferta...

Y este es el certificado del Guinnes, conseguido en 2004. Y la decoración del local, todo cerveza, también curiosa de ver. Un must de Bruselas, como poco.

De Bier Tempel. Una de las tiendas de cervezas que sale en todas las guías turisticas. Detrás de la plaza mayor. Solo recomendable si se quiere comprar alguna curiosidad, o alguna cerveza más común a precio caro. Aunque claro, llevarse cervezas en la maleta sin espacio no es algo trivial. Siempre es mejor llevarselas puestas.

Beer Planet, otra tienda cerca del centro, parecía bien surtida.

El Greenwich, es un bar con un aspecto totalmente clásico, dedicado al ajedrez, aquí venía a jugarlo Magritte. No tiene una extensa selección de cervezas, pero es curioso de ver.

A la Mort Subite. Otro bar clásico de Bruselas, los trabajadores de los bancos cercanos iban a jugar a los dados ahí.

El interior también clásico, y la cerveza que hay que pedir, una Mort Subite Lambic Blanche, que la hacen expresamente para este bar.

En Amberes, otro de esos bares turísticos que hay que visitar, 't Elfde Gebod, con una carta con algunas cervezas donde escoger.

La curiosidad del sitio es que esta lleno de figuras religiosas por todos lados. Realmente curioso.

También justo al lado de la catedral de Amberes, el Paters Vaetje, una carta de más de 100 cervezas y se puede comer ligero y no mal.

En Brujas visitamos De Halve Maan Brouwerij, la última brewery que funciona en el centro de Brujas.

Ahora esta montada como un restaurante, museo, y cervecería. Hacen visitas guiadas, donde enseñan como se hace la cerveza, y un paseo como se hacía antes, con un pequeño museo. Y al final una cervecita de las que hacen allí, la Brugse Zot.

Esta es una de las máquinas modernas que controla el proceso en el que los cereales se mezclan con el agua y los lúpulos. Aunque la casa es la antigua Henri Maes, se remonta a 1856, las máquinas son de acero inoxidable, más modernas, y de origen bávaro.

Y estos son los antiguos tanques de fermentación, limpiarlos era toda una odisea. Ahora los tanques son más modernos y el embotellado se hace en una planta fuera de la ciudad. Vale la pena la visita y la cervecita.

Otro de esos bares que no falta en la ruta de los cerveceros, 't Brugs Beertje, porque tiene una carta con más de 300 selectas cervezas, porque ya lo recomendaba Michael Jackson, del que hay una foto suya en el bar. Porque tiene a Daisy sirviendo, y sabe mucho de cervezas y sabe decirte que tomarte, y esta acostumbrada a los turistas... Y porque el ambiente es genial, gente que va a probar cervezas. Y además tuvimos la casualidad de sentarnos al lado de una pareja australiana, con la que la conversación fue más que entretenida. Además el mundo es un pañuelo, su madre era de Jena...



En Gante, hay que pasarse por de Gruut, la brewery del centro de la ciudad, un local bar, bonito, que hace su propia cerveza.


En el interior junto a las mesas, los contenedores donde se va haciendo la cerveza, y si estás un rato incluso ves a Annick, nieta de cerveceros, entrar con su gran perro, y dedicarse a vigilar el proceso, y a cambiar barriles. Y la cerveza esta rica.

En Gante, al lado el canal, una buena terracita para probar cervecitas, la del Waterhuis Aan De Bierkant, un montón de cervezas de barril, más de 150 belgas en botella. No esta tampoco mal.

Vamos, que en conclusion, no es difícil encontrar un sitio donde tomarse una cervecita en Bélgica.

5 comentarios:

Marta dijo...

El día que llevo y me enseña bares monines... ains... voy a ver que pillo en la nevera...

Anna dijo...

Turisme cultural, si senyor...

Pepi Toria dijo...

Te salvas porque has mostrado interés por "la producción" y no sólo por el consumo. Menudo viaje temático te has pegado!

acolostico dijo...

Temático que va, se combina de todo y se aprovecha de la cultura de allá donde se va :)

kike dijo...

la cultura del que no bebia se esta ocnviertiendo en ams que pasatiempo, en el gran reclamo de este blog.
realmente la lsita de cervezas ,t anto end irecto como escritas da un toco super especial a este blog.
Habria que hacer publicidad, auqneu segun los australianos seas un aficionaillo.

Sigue ahi, que esto es impresionante...