07 septiembre 2009

Up

Si todo el mundo que va a verla la pone por las nubes, pues al final uno se convence para pagar la entrada del cine, que jolines, a que precio están ya las cosas, y se va a ver Up, la última maravilla de Pixar. Y es que si alguién pensaba que Pixar solo eran buenos con eso de la animación por ordenador, hace años que además lo que son buenos es en contar historias, en encontrar ese punto justo, para contar un cuento, esos cuentos clásicos, llenos de optimismo, de luces, encontrar el tono, para que grandes y pequeños se diviertan y se emocionen, y eso sin ser nada innovadores en lo que a moraleja y mensaje se refiere. No deja de haber malos, no deja de hablar del amor y la amistad, de la capacidad de superación. El mensaje es clásico. Pero lo hacen de puta madre, con una historia que en seguida consigue sumergerte en ella, y te aleja de plantearte la viabilidad de nada, una casa vuela con globos de feria, y en ningún momento piensas si es posible o no, es cuento, es posible, y lo disfrutas. Unos putos amos. Y no solo eso, en los cortos de antes de la peli, además de desarrollar nuevas técnicas lo consiguen con historias sencillas que funcionan, recuperando aquellos cortos de animación de los años 40 y 50, en el tono.

5 comentarios:

Anna dijo...

Amén

(és que aguantar-se amb el curt dels núvols i la cigonya...( quina monada) i després va i et posen a prova la resistència llagrimal amb la història de la parelleta... )

Pepi Toria dijo...

Jainssssss! o sea que esta también es buena... cuánto trabajo!

Marta dijo...

Yep yep, de las pocas pelis que he visto últimamente que valgan la entrada

manu dijo...

Ya lo dije en Anna's blog, a mis pequeninjas les encantó. Hasta la nena se emocionó y todo con el yayo.

kike dijo...

Y a la he visto.. ya puedo comentar...

Historias, las de siempre. El truco esta en la forma. La forma la hace efectiva, o no.

Y forma noq ueire decir dibujo, quiere decir tono, quiere decir estilo, quiere decir esa cosa rara que no sabes lo que es.
Y pixar son unos putos amos con el tono o forma o con esa cosa que no sabes bien bien que es.