14 febrero 2008

Lecturas intercontinentales

Pues uno busca tiempo para leer, y últimamente solo se encuentra cuando se va o se viene, en distancias largas. Bueno aquí van las últimas lecturas, las primeras de este año.

Am kürzeren Ende der Sonnenalle de Thomas Brussig. Toma ya, empezamos el año en alemán, que sigo sin entender ni un carajo, pero vamos que tenía curiosidad de leer algo de este autor, y como solo hay uno traducido al castellano (este mismo), pero mal... Pues tuvimos que hacernos una idea en el idioma original. Y es que he oído hablar mucho del autor, y cuando te hablan así, pues te levanta la curiosidad y este es el que me recomendaron para empezar, y oye si te lo dice una persona con un doctorado en el tema, como para discutirlo. El libro, por lo que he pillado, es básicamente las historias de un grupo de jóvenes en el Berlin del Este antes de la caída del muro, como se enamoran, como eran sus ideales, como buscaban la música occidental, como bebían. Todo con un tono irónico, que traspira comedia, pena no enterarme de todo, porque la verdad parece bueno. Hay peli, supongo que algún día habrá que bajársela...

Camino sin retorno de Andrzej Sapkowski. Un libro de relatos de un autor polaco, a este no hay más narices que leerlo en castellano, por que en el original como que no... Y mientras esperamos que acabe la saga de Geralt de Rivia (recomendable), nos tenemos que conformar con estas miguitas del autor polaco. Relatos variados, de temática fantástica básicamente. Algo de terror, algo de ciencia ficción, pero con el toque del este. Interesante, sobretodo para los seguidores de la saga, ya que tiene un relato con un final alternativo...




What the Dormouse Said, How the Sixties Counterculture Shaped the Persona Computer Industry de John Markoff. Este lo pillé para la vuelta, en el Computer History Museum. Dejó tan buena impresión, que me quedé con ganas de saber más, y es que la zona acompañaba. Y este libro esta muy bien para el tema, como desde los 60 hasta mediados de los 70 se desarrollo el tema de los ordenadores personales, porque fue alrededor de la universidad de Stanford, cerca de San Francisco y no en otro lugar, y como se relaciona esto con los movimientos antiguerra, la izquierda de San Francisco, y el movimiento del LSD. Interesante ver como dos grupos distintos de Stanford, con objetivos distintos fueron creando los ordenadores que conocemos hoy, el de Doug Engelbart, cuyo fin era poder aumentar las capacidades humanas, y el de John McCarthy, y su búsqueda de la inteligencia artificial. Y alrededor las drogas, los hippies, la política, y miles de geeks y freaks. Interesante también el link ya desde el inicio entre el desarrollo de la tecnología y la visión de liberar la información o hacer negocio... Vamos que disfrute como un enano leyéndolo, muy geek el libro, y es que hacia tiempo que necesitaba un librillo así, de no ficción...

Y algún libro más pillamos al otro lado del charco, ya iremos leyéndolos...

3 comentarios:

Marta dijo...

Y algún libro más pillamos al otro lado del charco, ya iremos leyéndolos...

Debe ser lo que tiene que la mayoria de libros sean en ingles y no en aleman en las bookshops ;)

manu dijo...

Lo bueno que tienen los vuelos transoceanicos es el tiempo que tienes para leer...

kike dijo...

ala que fuerte.. en alemanssssss
diosss mio.. meine gottttt

joer