26 diciembre 2009

Algunos tebeos '09 (uno)

Otro año que hemos ido leyendo, junto a los libros que ya han ido apareciendo por aquí, pues también han caído unos cuantos tebeos, casi doscientos, en ocho idiomas diferentes (lo que quiere decir que leídos quizás sí, pero entendidos todos ni de broma). Como reseñarlos todos va a ser que no, vamos a hacer como la última vez, a mencionar unos cuantos que me han parecido interesantes, sin que ello significa para nada hacer una lista de lo mejor del año.

Vamos a empezar con el producto autóctono.

Quizás una de las mejores cosas de este año haya sido la recuperación de bastantes clásicos de la escuela Bruguera, mediante la colección de RBA o los álbumes que ha sacado ediciones B, nos ha permitido leer de nuevo historietas clásicas como Anacleto o la Familia Cebolleta de el gran Vázquez, Sir Tim O'Theo de Raf, el perdido Pulgarcito de Jan, entre mis favoritos, esos tebeos que fueron al fin y al cabo los causantes de que hoy sigamos leyendo tebeos. Grandes clásicos de grandes maestros.






Uno de los alumnos destacados es Monteys, uno de los destacados del Jueves ahora mismo, que sacarón este pequeño recopilatorio Funcionario del humor en verano con sus cosas. Ganas dan que muchos pudiesen hacer proyectos más largos a parte de lo que hacen para el Jueves.







Luis Bustos es otro pedazo de alumno de la escuela Bruguera, como se puede ver claramente en los gags de este malvado dominador del mundo que es Zorgo. Pero este año se ha salido con Endurance, novela gráfica sobre la aventura antártica de Ernest Shackleton, narrada de una forma espectacular. Para mi de lo mejor de la producción patria de este año.




Pero el que tiene todos los números para llevarse todos los premios del año que viene es seguramente El arte de volar de Antoni Altarriba y Kim. Kim es otro de los clásicos autores del Jueves, pero aquí da una clase de narración y dibujo fuera de lo que nos tiene acostumbrados, para esta historia biográfica del padre del guionista, sobre la Guerra Civil y los exiliados internos. Una historia dura pero que a mi no me ha acabado de llegar tanto. Será que el tema empieza a estar más que quemado, al menos para unos cuantos.




Pero el ganador de este año del Premio Nacional de Cómic y del salón de Barcelona, ha sido Las serpientes ciegas de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí, otra historia con la Guerra Civil de trasfondo, parece que sea el tema ineludible para ganar premios en este país.








El ganador del año pasado Paco Roca este año presentó Las calles de Arena, una obra más centrada en su universo creativo, una bonita historia de amor y búsqueda en una ciudad laberinto.









Otro premio, esta vez el primer premio Planeta ha sido para Planeta Extra de los argentinos Diego Agrimbau y Gabriel Ippóliti, una historia futurista con tintes ecologistas y bastante costumbrismo, con un grafismo bastante ochentero que funciona muy bien. Parece habrá más.








La guerra del profesor Bertenev de Alfonso Zapico, producido directamente para el mercado francés, es una pequeña delicia que cuenta la historia de un prisioniero ruso en manos inglesas, pero siendo considerado un traidor por los suyos y un amigo por sus captores, en una guerra de Crimea que ni entiende ni le viene ni le va.







El juego de la luna de Enrique Bonet y José Luis Munuera, es un cuento de hadas, un cuento de leyendas de aquí. El dibujo de Munuera es bonito de verdad, aunque me gusta más cuando usa el color y no solo el blanco y negro. La historia no esta mal, aunque no acaba de funcionar del todo, quizás por abusar de algún que otro tópico.







Otro que siempre presenta unos preciosos cuentos y me tiene más que ganado es Jali, y El último gran viaje de Oliver Duveau es su última historia, un viaje por las estrellas, que tengo dedicado.









De esta pequeña delicia ya hablé en enero, estas Calles contadas de Juan Berrio es simplemente genial, juegos de palabras jugando con lo cotidiano, se mira con una sonrisa, de lo mejorcito del año.








Corto Cuentos de Borja Crespo y Chema García, es otra delicia, pequeños cuentos ilustrados con mil un estilos diferentes. Pequeños cuentos con un toque de humor, y un toque de mala leche. Cuentos ilustrados para niños grandes, muy recomendable.








Por ver el bicho volar de Loren, es otro de esos cuentos ilustrados para niño grandes que este año ha aparecido, seguramente más desapercibido que otros, pero a mi me ha encantado, esa España rural en la que pasan pequeñas cosas, como un cura que se enamora o aliens que abducen una partida de mus. Simplemente genial.

6 comentarios:

Pepi Toria dijo...

Sin ánimo de hacer un feo al resto, me ha picado la curiosidad "Cortos Cuentos", si es que es usted "mu eclético" con los comics, los libros, las pelis, las cervezas... XD

Marta dijo...

Òbviament cap d'aquests ha caigut. I si, els clàssics són els clàssics... algun dia hauré de rescatar un bon gruix de patufets del fons d'un armari

anabel dijo...

El arte de volar, no es el clásico comic sobre la guerra civil, es mucho más que eso y no tiene nada que ver con los que se han publicado hasta ahora. Para mi es el mejor con mucha diferencia y desde lugo, creo que se merece el premio.

Ana

Anna dijo...

"Anacleto"...què bo... Els que tinc per casa sense tapes i tacats....mare de déu...

I el Paco Roca, a mi em té ven convençuda.

La resta, pendents...

manu dijo...

Casi doscientos? Menuda librería. Eso hace, además, una media de casi uno por día laborable.

kike dijo...

los claiscos, joder que razon tiene.

bien, ues por aqui solo ha caido uno... y al verdad que es el mejor que pone usted.. y la verdad es que es bueno.

Es la definicion.

Endurance e sunb uen comico, con todas las letras y todo el significado que lleva.