28 diciembre 2009

Algunos tebeos '09 (y tres)

Vamos con la tercera y última entrega de la selección sin criterio. Ahora los escritos en raro y los de allende del continente.













Baru es un autor francés con una importante carga social. En Negro hace una vsión utopica de los suburbios franceses, que fue más que premonitoria. Un cero a la izquierda adapta una novela de Pierre Pelot sobre los abusos de los diferentes en los pequeños pueblos franceses. Pero el que es más disfrutado, por su dibujo, y la historia ha sido el integral de Les Années Spoutnik, cambio social desde el punto de vista de los niños de finales de los años 50 en la Francia, que luchaba entre un comunismo todavía triunfante y el catolicismo y el poder secular de los pueblos. Muy bueno, lástima que mi francés no de para disfrutarlo del todo, a ver si también se animan a publicarlo por aquí.

Le Goût du Chlore de Bastien Vivès, aquí traducido como el gusto del cloro, es una pequeña delicia, la historia de un encuentro casual, una historia que podría ser peor que no será, como tantas veces. Pero el grafismo es brutal, la gente que ha ido a la piscina puede disfrutar de este cómic por como transmite esa sensación.







De Italia me traje este simpático cómic de Gud, Heidi mon Amour. Tiene un principio bueno, con buenos gags, y un planteamiento original, con ese personaje principal enamorado enfermizamente de Heidi, de forma que busca una real, luego el desarrollo se le escapa un poco de las manos hacía una historia algo tópica. Pero no deja de ser un tebeo simpático. Curioso para ver que se cuece por aquellos lares.






De Alemania me traje dos nuevos trabajos de otro de mis favoritos, Flix, que aunque no entienda me tiene más que ganado, será algo generacional. Este año era el aniversario de la caída del muro, y algún tebeo sobre el tema han publicado, pero ninguno me ha llamado la atención. Ninguno excepto esta Da war mal was..., donde Flix se dedica a dibujar en tres páginas las memorias de la época de sus amigos y conocidos, gente que era solamente un niño en aquella época, gran tebeo. En Der Swimmingpool des kleinen Mannes, se recopilan el segundo año de los cuadritos que diariamente aparecen en su web, pequeñas perlas de la vida en Berlin, del gusto por el café, del yoga y esas cosas cotidianias que nos pasan a todos.

No había leído todavía el Palestine de Joe Sacco, estaba en la lista de pendientes cosa que ya hemos solucionado. Y brutal es este cómic documental sobre la intifada palestina de los 90. Brutal la visión de la franja de Gaza que da el autor. Y este año sale nueva visita a la zona, promete mucho.







De Asterios Polyp de David Mazzucchelli ya hablé cuando lo leí, poco añadir más, pero es un tebeo cojonudo, pensado al milimetro. Quizás el argumento no sea su fuerte, pero tiene tantas ideas gráficas y narrativas que vale la pena. Seguro dará que hablar el año que viene cuando lo publiquen traducido.







George Sprott de Seth es un comic king size de esos que no caben en ninguna estanteria, una cosa muy bonita, muy bien diseñada, siguiendo la linea de Chris Ware en esto de hacer tebeos muy bonitos de ver. Lástima que luego se olviden un poco de las historias que cuentan, que no consiguen atraparme para nada, al menos este menos que otros de sus trabajos anteriores. Bonitos formalmente pero no en la historia que cuentan, aunque creo eso va a gustos.





Y acabamos el repaso con los manga, donde no se olvidan de contar cosas. Muchas son las que cuenta Yoshihiro Tatsumi en A drifting life, aquí traducida como una vida errante, aunque costaba cuatro veces más que la edición en inglés. Gran libro autobiográfico que cuenta el nacimiento del manga para adultos gekiga. Pura pasión por el manga.







Naoki Urasawa es un imprescindible. Pluto es una gran historia, revisitando un clásico del gran Osamu Tezuka, una aventura de Astroboy revisitada con toques de los robots de Asimov, de Blade Runner, en un thriller con el toque Uruswa. Cinturó Negre es una de sus primeras obras, en otro género totalmente diferente, la comedia romántica con toque deportivo, y ya se le ven maneras. Y además tiene el toque de nostalgia para los que veíamos la serie en tv3.



De Jiro Taniguchi, otro de los favoritos, este año solo hemos tenido La Montaña Mágica como dosis, no es su mejor obra, pero es curioso ver un autor japonés directamente trabajando para Europa. La historia recuerda un poco a las de Miyazaki.








Kazuo Koike y Goseki Kojima son otros dos clásicos, y Hanzo el camino del asesino un manga de samurais cojonudo. Cuenta la historia de un espía al servicio de un general, esos espías que luego aquí conoceríamos como ninjas. Historias de la época Edo contadas como nadie.







Takemitsu Zamurai, el samurai que vendió su alma, de Matsumoto Taiyou y Eifuku Issei es otro manga de la época Edo, pero con un tono totalmente diferente, aquí el samurai a renunciado a la espada, lo que lo convierte en una serie de historias cotidianas de la época, con un tono para resolver el conflicto de otra forma. El guionista es un monje budista y el dibujante tiene una forma de dibujar brutal, con un estilo diferente del que mostró en Tekkon Kinkreet.





Gaku de Shinichi Ishizuka, manga premiado en Japón, cuenta aventuras de rescate en montaña, con una frescura que sin ser aficionado al montañismo se leen con gran interés. Un manga muy fresco.









Y para acabar, a falta de que salga un nuevo número de Yotsuba, las aventuras del gatito en el dulce hogar de Chi de la mangaka Konami Kanata tampoco están nada mal para estar entretenido.









Y hasta aquí algunos de los tebeos que destacaría de este año. Seguiremos leyendo.

7 comentarios:

Anna dijo...

“Palestina” és un excel•lent reportatge periodístic…. Imprescindible.

I que sàpiga que l’odio quan fa això! (tots de cop… si és que no té cor…).

Pepi Toria dijo...

Ay los gatos! existe algúna teoría sobre la masiva presencia de gatos protagonizando comics?

Marta dijo...

Hombre, en "raro" en "raro"... ;)

manu dijo...

Así que políglota...

acolostico dijo...

Todos de golpe, es lo que tienen los resumenes de año...

Gatos? Bueno, o perros, o personas, o robots, hasta tengo protagonizados por cebollas asesinas...

En 'raro' 'raro' también han caído también...

Pero nada de políglota, que son tebeos y basta con ver los dibujines :)

Pepi Toria dijo...

O sea: NO
:P

kike dijo...

Pues palstine habra que leerla, casi obligado.. Y algunq ue otro japones. claro.