06 diciembre 2007

Amarilla

Amarilla. Así ha quedado mi casita tras las obras. Ya era hora, esta semana ya nos han sacado los andamios y el entoldado. Y jo, que diferencia el no vivir en un hivernadero, como se agradece poder disfrutar de la nocturnidad sin estar cubierto todo el día por plásticos. Quieras que no, el ver o no ver lo de fuera es un cambio...

Pues eso, ahora la casa ya no es gris del este, ahora es amarilla crema o algo así. Y bueno parece que han cambiado también las tejas y los tubos. Yo ni idea, porque cuando me iba por la mañana no habían empezado a trabajar, y cuando volvía ya se habían ido, cosas de hacer jornada intensiva, intesivamente larga... Así que la foto de noche, y es que no la he visto de día, pocas horas de luz y lejos de casa...

4 comentarios:

ANNA dijo...

La veritat és que amb foto nocturna s’ha de posar una mica d’imaginació…

Però ole!…bonic color crema…( millor que el gris, no?)
Apa…ara ja el poden veure des de fora si s’arramba a la finestra….o vostè mirar…. “La ventana indiscreta”….

Marta dijo...

Tengo una casa amarilla, que es lo que lleva ahora. Tengo una casa amarilla, porque es la última moda...

manu dijo...

Lo único amarillo es la luz de la farola. Hombre, con los plásticos se asemeja al "efecto invernadero"...

kike dijo...

Anda, como mi piticli