19 diciembre 2007

Y como no

No echaron en falta algunas cosas en las últimas visitas a Nürnberg y Leipzig... Pues aquí están...

Un hidrante rojito en una esquinita de la plaza del mercado en Leipzig.


Y en Nürnberg el color escogido es el gris, para su gris existencia...

Incluso en el castillo, se esconden en las esquinas, al aguait...

Ya saben, entre comida y comida estas navidades, tienen tiempo para buscar a los suyos...

3 comentarios:

Marta dijo...

Como no... ;)
Ya le dije que en Nuremberg eran de fácil divisar...

Anna dijo...

Comença a ser preocupant aquesta addicció.....


A mi em fan patir aquests objectes.. Apart de les agressions que pateixen per part dels gossos (no entrarem en detalls...), sembla que els hagin castigar a mantenir els seus braços amunt... només falta posar-hi un parell de tomos d’enciclopèdia i de cara a la paret!

manu dijo...

Con esos "brazitos" abiertos, hasta da ganas de dar un abrazo navideño a los hidrantes!