14 diciembre 2007

Entre avión y tren

Pues el otro día, entre el avión y el tren tenía un rato libre, muerto, y en el que no hacer nada, y como los conocidos en la capital alemana estaban fuera o en horario laboral... Pues nos fuimos a dar un paseillo por las cercanías de la estación central, que queda cerca del Reigstag, y siempre vale la pena...

Al fondo la torre de Alexanderplatz...

Unos cuervos en las ramas...

Un Chillida (o parecido) en los edificios parlamentarios...

El Reigstag.
Un monumento a los caídos rusos en la batalla de Berlin. Ya saben lo que me gustan a mi estas cosillas de la segunda guerra mundial y tal...

Un detalle con la inscripción en ruso, y la pose del soldado. Y chulo el escudo, todo tan sovietico. Y en algún edificio cercano todavía se ve la jeta de Lenin a lo grande... Si y es que la memoria histórica también se trata de conservar el pasado... Asumir y no repetir...
Y un tanque ruso...yo me los imaginaba más grandes, pero seguro este no es un M80, me recuerda más a los pequeños modelos norteamericanos, probablementre sea una replica rusa tras los que recibieron de los USA como ayuda para la guerra, pero pura especulación, y desconozco el tema en detalle...

Y bueno, luego se nos acabó la bateria de la cámara, cosa típica, y normal tras el tute que le metimos el fin de semana... Y oscureció, y se puso el fresco... Ya saben como va este país...

4 comentarios:

kike dijo...

Ejv erdad!! un precioso dia de primavera sin nieve ni foscor, ni an.. si parece Barcelona..

comoe s posible que ha pasado, global warming? bali is back?

es el tratado europe shining throughhhhh


Raro, raro rao.. rao ra o rao

Marta dijo...

Ya veo que Berlín merece una excursión... algun día, algun día... aunque a mi lo que más me ha impresionado es lo azul del cielo... ya no recordaba ese color! ;)

manu dijo...

tenía un rato libre, muerto, y en el que no hacer nada
No se acostumbre...

Ah, hace muchos años también fui "aficionado" a la IIGM.

manu dijo...

Los países islámicos retocan el escudo del Barça para no herir sensibilidades
http://www.lavanguardia.es/lv24h/20071215/53418724457.html