08 septiembre 2008

4 days in Paradise

Pero Jena es un pozo de sorpresas, al menos en verano. El siguiente fin de semana se celebraba el festival 4 Days in Paradise, el primer festival de estudiantes internacional de Jena. Cuatro días con actividades deportivas, culturales, y más conciertos. El viernes, después de unas pizzas, nos encontramos en la plaza del campus viendo das Cabinet des Dr. Caligari, una peli muda del expresionismo alemán de 1919. Curiosos decorados y tal, lo bueno es que además esta ambientada con música en directo por el Reinhardt Cooper Quartett, qeu hizo mucho más netretenido estar viendo ese clásico, sentaditos en un sofá al aire libre.

El sábado fue el día que escogimos para pagar la entrada y disfrutar de los conciertos todo el día. Así nos dirijimos al Paradis Park, donde al lado del laguito montarón una impresionante carpa sin palo enmedio, soportada por una grúa. La verdad que el tiempo acompaño el fin de semana, y a parte de la rasca nocturna, no llovió.

Al primer conjunto llegamos tarde, pero al segundo nos dió tiempo. Jancee Pornick Casino, un americano y unos rusos que viven por alemania, y hacen una mezcla de Rockabilly, Surf, Punk, en inglés y en ruso. Divertidos, lástima qeu tocasen solo para cuatro gatos que estabamos tranquilamente recostados en unas tumbonas...

Después fue el turno de los italianos Talco. Ska de tercera ola al estilo de Ska-P, para hacerse una idea. Normalillos, aunque había ya algo más de gente dando saltos. Tampoco piensen que mucha, como todavía no hay clases en la universiad, no había mucha gente en el festival, curioso ver como montan todo el follón para poquita gente. Algo debió fallar en las previsiones...

El último de la noche era Haydamaky, una mezcla de rock y música tradicional ucraniana, muy curioso,cantado en ucraniano o así. Bastante curioso y nada mal para escuchar cosas nuevas. Tenían ritmo los tíos, y letras reivindicativas por lo que parecía, pero vaya usted a saber...

Luego la actividad se trasladó a los clubs de la ciudad. Y en el Kassablanca había las buenas sesiones de electrónica. La actuación de los finlandeses Pets on Prozac, que tocaron en directo con sus cacharrillos temas de electrónica contundente, con auténtica actitúd punk...

Más contundentes todavía fueron los Metal On Metal, estos lituanos de Vilnius sí que metieron caña de la buena, con momentos totalmente de techno duro. Hacía tiempo no iba a una sesión de este tipo de electrónica. Y se echaban en falta. Una gozada.

Nos retiramos no muy tarde, no había salido el sol. Y el domingo nos dedicamos a vaguear, brunch, tomar el sol en el parque y por la tarde, apalancarse de neuvo en la plaza del campus en unos sofas a seguir la sesión del gran Ian Simmonds, sesión chill, con sonidos de jazz electrónico, que poco a poco fue en crescendo. Y de nuevo poquita gente, cuatro hippies y poco más. Mira que Ian es bueno, tiene algunos discos de jazz electrónico buenos, pero se ve que no es tan famoso como creo, y eso que prácticamente todos los meses tiene sesión en el Kassablanca, y es que parece que es donde vive ahora, desde luego que curioso.

Y así se pasa otro fin de semana por estas tierras, esperando que el invierno no acabé de llegar y algo de otoño suavecito quede...

4 comentarios:

Marta dijo...

Quina vida...

Anna dijo...

pero se ve que no es tan famoso como creo

Ehem....pos miri que serà això......

Que bé que s'ho passa...que bé que viu...

manu dijo...

Lo de la guitarra "tigre", brutal!

acolostico dijo...

Era una especíe de bajo badalaika rusa.... brutal...

No olviden, intenne no es el mundo real...